Kate Middleton ha protagonizado en estas últimas 24 horas su primer viaje oficial al extranjero en solitario desde que comenzó la pandemia. La duquesa de Cambridge, que siempre suele desplazarse fuera de Reino Unido acompañada, ha visitado el país, en donde ha dejado imágenes de todo tipo: desde su encuentro con la princesa Mary hasta sus fotografías mientras se lanzaba por un tobogán en el laboratorio de juegos de Lego o cortaba un tronco golpeándolo con un martillo.

Artículo recomendado

Kate Middleton y Mary de Dinamarca protagonizan un reencuentro muy cómplice y con mucho estilo

Kate Middleton y Mary de Dinamarca protagonizan un reencuentro muy cómplice y con mucho estilo

Todo un despliegue en el país que, sin embargo, no ha estado exento de condiciones, ya que Kate Middleton ha puesto una estricta regla a la prensa que la ha acompañado durante cada una de sus paradas en estas 24 horas. En concreto, los medios no le han podido preguntar nada sobre el príncipe Andrés, bajo la amenaza de que si esto no se cumplía, el periodista en cuestión no podría acreditarse para el resto de actos que la mujer del príncipe Guillermo ha protagonizado en el país.

Kate Middleton

Kate Middleton corta un tronco con un martillo durante su visita a Dinamarca

Cordon Press

Una norma con la que Kate Middleton ha querido protegerse ante uno de los temas más polémicos para la casa real británica, más después de que se conociera que el duque de York ha llegado a un pacto extrajudicial con Virginia Giuffre para evitar sentarse en el banquillo de los acusados por un supuesto delito de abuso sexual. Todo, a cambio de 14 millones de euros que la propia Isabel II ayudará a pagar.

Una restricción que no ha hecho mucha gracia en Dinamarca, acostumbrados a preguntar sin ningún tipo de problemas sobre las diversas polémicas que protagoniza su familia real. No obstante, en Renio Unido es distinto, ya que a cada cita pública acude solo un pequeño grupo de periodistas que después distribuye el material al resto de medios. Entre ellos existe un pacto para no realizar preguntas incómodas, que rara vez se rompe.

Artículo recomendado

Kate Middleton, austera en su viaje a Dinamarca, conecta con Letizia con dos detalles de su look

Kate Middleton, austera en su viaje a Dinamarca, conecta con Letizia con dos detalles de su look

Es más, una de las últimas veces que esto ocurrió fue cuando el príncipe Guillermo quiso defenderse de las acusaciones de racismo vertidas por Meghan Markle y el príncipe Harry en la famosa entrevista con Oprah Winfre. A Kate Middleton, por ejemplo, también se le preguntó por su sobrina Lilibet. Y aunque en aquella ocasión supo salir del paso, no ha querido volver a tener que hacer frente a la misma experiencia.