Famosos

Cristina de Borbón y Grecia

Biografía de Cristina de Borbón y Grecia

Cristina de Borbón y Grecia

Cristina de Borbón y Grecia nació en Madrid (13 de junio de 1965), en la Clínica Nuestra Señora de Loreto.

Segunda hija de don Juan Carlos y doña Sofía, tiene trato de Su Alteza Real y es Duquesa de Palma desde 1997. Ocupa el sexto lugar en la línea de sucesión a la Corona detrás de la princesa Leonor (2005) y de la infanta Sofía (2007), hijas de Felipe VI; la infanta Doña Elena (1963, su hermana mayor) y los dos hijos de esta última,  Felipe de Marichalar y Borbón, Grande de España,  (1988) y Victoria Federica de Marichalar y Borbón, Grande de España,  (2000).

Fue bautizada en el Palacio de la Zarzuela por el Obispo de Madrid-Alcalá, Casimiro Morcillo, siendo sus padrinos su tía abuela María Cristina de Borbón y Battenberg y Alfonso de Borbón, Duque de Cádiz, y recibiendo el nombre de Cristina Federica Victoria Antonia de la Santísima Trinidad.

Cursó sus estudios secundarios en el colegio Santa María del Camino, Madrid, y en 1984, a los 19 años, inició estudios superiores que le proporcionaron una sólida formación: Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid (184-1989), un máster en relaciones internacionales, en la Universidad de Nueva York (1990) y, en 1991, se trasladó a París para realizar un período de prácticas en la sede de la Unesco, en la sección de Ciencias Sociales y Humanas. Fue la primera mujer universitaria en la historia de la realeza española.

Traslado a Barcelona

Al cumplir la mayoría de edad (1983) su padre, el rey Don Juan Carlos, le impuso la Banda de Dama de Isabel la Católica, nombramiento que llevaba implícito su incorporación a los actos oficiales de la familia real española. Representó a la corona en diversos viajes, el primero a Bruselas, en 1989, a los que siguieron un sinfín de traslados a diversos países de Europa, Latinoamérica, África y Asia. Pero sus cientos de viajes no obedecieron sólo a su rango sino también a su trabajo, ya que en 1993 empezó a trabajar en La Caixa, en Barcelona, primero en el departamento de actos culturales de la Fundació La Caixa y, después, en calidad de coordinadora de programas de cooperación internacional para el tercer mundo de la citada fundación.

Vivía en Barcelona desde 1992, cuando se instaló en la ciudad condal, donde trabajó durante seis meses en la sede de la editorial Enciclopèdia Catalana y participó en la organización del Campeonato Mundial de vela Adaptada que habría de tener lugar aquel año. Durante su período en Barcelona, fue una joven discreta, sencilla, a la que se solía ver en restaurantes no excesivamente caros, en compañía de amigos de su edad y sin protocolo; y, después de las Olimpiadas, acudía con frecuencia al Puerto Olímpico, donde entrenaba con sus compañeros de vela, deporte que practica con pasión desde adolescente.

Se le atribuyeron inicios de noviazgo con Álvaro Bultó (1992), con Gustavo Doreste (1993), con quien ideó una silla especial para la consulta odontológica de los minusválidos; con Felipe de Bélgica, según la revista belga Publi Choc (1985); con el actor Juanjo Puigcorbé (1996), cosa que él desmiente, y con Carlos Martín Duffó, uno de los propietarios de la empresa de gaseosas La Casera (1996).

Compromiso y boda

A principios de 1997 se empezó a rumorear que salía con Iñaki Urdangarin (Zumárraga, Guipúzcoa, 1968), el jugador de balonmano del FC Barcelona  y el 30 de abril la Casa Real comunicó oficialmente el compromiso matrimonial. La petición de mano tuvo lugar en el Palacio de la Zarzuela, en presencia de la familia de ambos. Él le regalo una alianza de brillantes en baguette -tallados en forma rectangular- montado en oro blanco, y ella un reloj suizo marca Audemars Piguet. En mayo realizaron el primer viaje oficial juntos para asistir a los festejos organizados por los reyes Harald y Sonia de Noruega con motivo del 60 cumpleaños del Monarca y en junio pasaron por primera vez un fin de semana en el Palacio de Marivent, en compañía de la madre de la infanta y de su tía Irene. En agosto, el Ayuntamiento de Barcelona presentó el logotipo creado por Enric Satué para engalanar las calles por donde pasará el cortejo nupcial: reproducía el símbolo institucional de la ciudad acompañado de la palabra ‘Felicidades’, en catalán, castellano y euskera.

En septiembre, la pareja visitó oficialmente el Parlament de Catalunya, donde su presidente, Joan Raventós, les entregó, a ella, la medalla de plata de la institución, y, a él, un libro sobre la cámara. Días después, el 26 de septiembre, don Juan Carlos les concedió el título de duques de Palma de Mallorca; el día siguiente, 27 de septiembre, Pasqual Maragall, en representación del Ayuntamiento de Barcelona y en uno de los últimos actos como alcalde la ciudad, durante las Fiestas de la Mercè, le hizo entrega de la Medalla de Oro de la ciudad, y el 2 de octubre, el nuevo alcalde, Joan Clos, les entregó el regalo del Ayuntamiento de la ciudad: una escultura en bronce de Apel.les Fenosa  (‘Nu del mirall’ –‘Desnudo del espejo’-), valorada en 1.200.000 pesetas (7.200 euros). Después, en el Palau de la Generalitat, fueron recibidos por el Muy Honorable President Jordi Pujol y su esposa, que les regalaron una reproducción del ‘Llibre de les hores de María de Navarra’; y, además, a la infanta Cristina una gargantilla de oro con colgantes de brillantes en forma de ancla, creada por el joyero Puig Doria. Realizaron la despedida de solteros en los jardines del Hotel Juan Carlos I, con amigos y jóvenes representantes de la nobleza europea, quienes, a petición de los novios, vestían de manera informal.

Tal como estaba previsto, la boda tuvo lugar el día 4 de octubre en la Catedral de Barcelona. Iñaki Urdangarín vestía chaqué oscuro con corbata gris claro, de Jaime Gallo, y la infanta Cristina, un diseño de Lorenzo Caprile, velo de tul ya utilizado por la Reina Cristina el día de su boda y tiara de brillantes del siglo XIX realizada en Rusia. Ella tenía 32 años, él 29. La boda, a la que asistieron más de 1.500 invitados, entre ellos los representantes de cuarenta casas reales de todo el mundo, fue retransmitida por televisión bajo la dirección de Pilar Miró, que moriría a los pocos días. La Infanta y su esposo fijaron su residencia en Barcelona, donde ella siguió trabajando en la Fundació La Caixa y él siguió jugando al balonmano hasta que se retiró del deporte competitivo después de los Juegos Olímpicos de Sydney (2000) para dedicarse a sus actividades.

Tuvieron cuatro hijos: Juan Valentín de Todos los Santos (29 de septiembre de1999), Pablo Nicolás Sebastián de Todos Los Santos (6 de diciembre de 2000), Miguel de Todos los Santos (30 de abril de 2002) e Irene de Todos los Santos (5 de junio de 2005). La infanta vivía repartida entre sus funciones de madre, de sus obligaciones como miembro de la Casa Real, su trabajo en La Fundació La Caixa, su contínua presencia en actos a favor de causas sociales y solidarias, y también culturales, ya que, además de ser gran aficionada al deporte, también lo es a la arquitectura, a la pintura y a la música (se dice que toca muy bien el piano), de ahí que, en 1990, se creara el concurso de Piano Infanta Cristina el Premio Internacional de Guitarra de Su Alteza Real Infanta Cristina.

En 2009, la Infanta Cristina y su familia abandonaron Barcelona, debido al trabajo de Iñaki Undargarín como consejero internacional de Telefónica, pero ella siguió colaborando con la Fundació La Caixa. El 10 de noviembre de 2011 se confirmaron los rumores de la implicación del Duque de Palma en el caso Babel, derivado de la investigación del caso Palma Arena y en los medios de comunicación apareció la noticia de su probable imputación por un supuesto desvío de dinero público desde el Instituto Nóos, por él presidido. La Zarzuela anunció (12 de diciembre), mediante un comunicado, que Iñaki Urdangarín quedaba apartado de sus actos oficiales por no ser ‘ejemplar’ su comportamiento. El 29 fue, en efecto, imputado por el juez José Castro, ante quien Iñaki declaró el 25 de febrero de 2012, desvinculando a la esposa de las actividades del mencionado instituto Nóos. En septiembre del mismo año, la Infanta Cristina y su familia vuelven a instalarse en España, a Barcelona, ya que Urdangarin obtuvo una excedencia temporal de Telefónica. Desde agosto de 2013, la familia vive en Ginebra.

Por decisión de la Casa Real, Doña Cristina dejó de representar a la Corona en actos oficiales. La Infanta, que también tuvo que declarar como imputada ante el juez Castro, ha apoyado en todo momento a su marido, creyendo en su absoluta inocencia. El llamado ‘caso Nóos’ continúa en fase de instrucción judicial.

Curiosidades

Artículos relacionados

Las noticias de Cristina de Borbón y Grecia

Lo más visto

  1. El peor momento de Antonio Orozco
  2. El nuevo dardo de José Luis Moreno dedicado a Sandra Barneda
  3. "Durante muchos años tuve miedo a hacerme las pruebas del VIH"
  4. Las cinco cosas que se llevó Alba Carrillo de casa de Feliciano López y que quizá tenga que devolver
  5. ¿Crees que lo sabes todo sobre los famosos? Demuéstralo con este test