Famosos

Carmen Cervera

Biografía de Carmen Cervera

Carmen Cervera

María del Carmen Fernández de la Guerra le dio a su hija una educación exquisita. Pero la joven María del Carmen Rosario Soledad Cervera Fernández de la Guerra quería romper moldes. Y lo consiguió. Tras la separación de sus padres, cuando ella tenía cinco años (nació el 23 de abril de 1943), acudió a los mejores colegios privados de Barcelona, Madrid, Inglaterra y Suiza. Pero esa estricta educación nunca le cortó las alas, sino que le dio más aire con el que impulsarse.

De Miss España a Hollywood

En 1961, decidida a conocer mundo, se presentó al certamen de Miss España y ganó. Después, la eligieron Miss Europa y quedó tercera en el concurso de Miss Universo. Su belleza y su espontaneidad cautivaron desde entonces a cuantos la conocían. La puerta que se había abierto para la joven Carmen Cervera, Tita, la llevaba en un viaje de Roma a Ginebra cuando conoció al actor Lex Barker, de 43 años. Para Hollywood era el musculoso Tarzán y para ella, a los 19 años, un ídolo. Le pidió un autógrafo y el flechazo fue inmediato. La pareja se casó en 1965 en Suiza. Pero siete años después se separaron, justo uno antes de que el actor falleciera de un infarto.

Siguió viviendo en Estados Unidos, unida a los amigos que había hecho tras su boda con Barker, y allí conoció al productor de cine y playboy venezolano Espartaco Santoni. En febrero de 1975 se casaron en la Corte Suprema de Manhattan (Nueva York). Y Carmen, a la que Barker no quiso ayudar en su deseo de ser actriz, vio de nuevo la puerta abierta gracias a la ayuda de Espartaco. Participó en algunas películas, como ‘Verano sangriento’ y ‘Objetivo: matar’, pero la aventura no fue más alla. Los felices años con Espartaco llegaron a su fin en 1978. Carmen pidió el divorcio. Cuál fue su sorpresa al comprobar que su matrimonio no era válido, porque el playboy venezolano se había casado con ella antes de obtener el divorcio de su anterior esposa. Acusado de estafa y bigamia, fue a la cárcel.

La maternidad de Carmen Cervera

Carmen fue madre por primera vez en julio de 1980, fecha en la que nació su hijo Borja. Hasta 2009 no desveló la identidad del padre: era el publicista Manolo Segura, con quien mantuvo un fugaz romance. El mismo año en que nació Borja, y durante una cena en Cerdeña, conoció al barón Heinrich von Thyssen, 22 años mayor que ella. Tras una discreta relación de cinco años, contrajeron matrimonio en Londres. Un año antes, Tita había bautizado a Borja en la catedral de Saint Patrick, en Nueva York, y el barón lo había adoptado legalmente como hijo.

Joyas, alguna, como ‘la estrella de la paz’ valorada en tres millones de euros, casas por todo el mundo (España, Estados Unidos, Londres, París, Suiza, Jamaica), colecciones de arte de incalculable valor y una gran fortuna, empezaron a formar parte de su patrimonio. Con Heinrich von Thyssen, que la convirtió en baronesa, vivió en España y descubrió, fascinada, el mundo del arte. Hasta tal punto que inició su propia colección y gracias a su influencia, el aristócrata holandés cedió temporalmente al gobierno español una selección de sus obras de arte. El Museo Thyssen-Bornemisza se inauguró en 1992, dándole a Carmen la Banda de Dama de la Orden de Isabel la Católica, que le impuso el rey Juan Carlos, y aumentando considerablemente su fortuna, en unos 265 millones de euros, gracias a la compra de las obras por parte del Estado español.

Carmen Cervera, baronesa Thyssen

Sin embargo, no todo fue un camino de rosas para la baronesa. En 1999, el hijo mayor del barón, Georg, inició en las islas Bermudas un pleito contra su padre para salvaguardar su herencia y la de sus tres hermanos, todos fruto de tres matrimonios anteriores. La batalla legal duró tres largos años y finalizó en febrero de 2002 con el ‘pacto de Basilea’, porque fue en esta ciudad suiza donde llegaron a un acuerdo para el reparto de los bienes. Carmen Cervera, además de una fortuna en metálico, se quedó con los bienes adquiridos después del matrimonio, entre ellos su colección de arte, valorada en 180 millones de euros. También conservó las casas de España y Villa Favorita, la mansión y pinacoteca que el matrimonio poseía a orillas del lago Lugano, en Suiza. Dos meses después de firmar el acuerdo, Heinrich von Thyssen falleció en su casa de Sant Feliu de Guíxols a los 81 años debido a una insuficiencia cardiorrespiratoria. Carmen Cervera, la baronesa Thyssen, se convirtió en la viuda más rica de Europa.

Sus conflictos con su hijo Borja

Volcada en el arte, la defensa de la naturaleza y en su hijo, Borja, la baronesa amplió la familia en 2006 adoptando dos niñas nacidas en Estados Unidos mediante una madre de alquiler: María del Carmen y Guadalupe Sabina. Los enfrentamientos con Borja empiezaron a sucederse entonces. Tita quería que estudiara arte, que se implicara en la gestión y el cuidado de las obras de arte de su colección. El joven, de 26 años, estaba más pendiente de su novia, la modelo Blanca Cuesta, y de disfrutar de la vida. En 2007 Blanca se quedó embarazada y la pareja decidió casarse. En una reunión familiar, la baronesa pidió a su hijo que aplazara la boda hasta el nacimiento del bebé. Borja no accedió y se produjo la ruptura.

La pareja se casó el 13 de octubre de 2007 ante las reticencias de Carmen, que no acudió a la boda y que tenía serias dudas sobre la paternidad del pequeño. El 21 de enero de 2008 nació su primer nieto: Sacha von Thyssen Cuesta. Borja se realizó unas pruebas de paternidad que hizo públicas y en las que se demostraba que era el padre del pequeño. La reconciliación se produjo en el bautizo de Sacha, celebrado en Villa Favorita. Después de eso, las relaciones volvieron a enturbiarse. Borja le reclamó la información sobre la herencia del barón Thyssen. Ante la negativa de su madre, la pareja entró de forma ilegal en casa de Carmen y sustrajo documentos para fotocopiarlos. Tita denunció a la pareja. Las demandas se sucedieron en los juzgados por ambas partes. La guerra sucia impidió a la baronesa conocer a sus otros dos nietos, porque Borja y Blanca volvieron a ser padres en 2010, cuando nació Eric, y en 2012, con el nacimiento de Enzo. Ni siquiera la mediación de Manolo Segura, padre de Borja, pudo arreglar la situación.

Reconciliación

La paz llegó en verano de 2014, cuando madre, hijo y nuera se reconciliaron. La familia, casi al completo -faltaron las gemelas- se dejó ver navegando en aguas de la Costa Brava y, después, en Ibiza. Tita y su hijo llegaron al acuerdo de no remover el pasado y empezar de nuevo. En diciembre de 2014 Tita volvió a ser abuela, esta vez, de una niña llamada Kala.

En primavera de 2015, la baronesa y su hijo decidieron trasladar su residencia a Andorra (Tita aseguró que ya residía allí desde los años 90), para lo cual Carmen Cervera adquirió dos chalets adosados –uno para ella y otro para su hijo y su familia– por 10 millones de euros. Poco tiempo antes, en enero, vendía Villa Favorita, la mansión de Lugano que había heredado del barón Thyssen, por 60 millones de euros.

Curiosidades

Fecha de nacimiento
23/04/1943
Pareja
Soltera
Horóscopo
Tauro
Exparejas
Manolo Segura, Hans Heinrich von Thyssen-Bornemisza, Espartaco Santoni, Lex Barker

Artículos relacionados

Las noticias de Carmen Cervera