A pesar de que su voz suena atronadora cuando se enfada, Kiko Matamoros tiene un sentido del humor envidiable y no duda en participar en las invenciones de los directores de 'Sálvame'. Un día después de protagonizar un auténtico choque de trenes con Anabel Pantoja, el tertuliano ha querido sorprender a su compañera y a toda la audiencia del programa con un atuendo de cuento. Y nunca mejor dicho, porque Kiko Matamoros ha hecho las paces con la sobrina de Isabel Pantoja disfrazado de genio de la lámpara.

Artículo relacionado

Como todos los genios, el colaborador televisivo ha llegado después de que Anabel Pantoja frotara una lámpara mágica, y lo ha hecho cargado de los deseos de su compañera de plató. Llevaba encadenando tardes muy complicadas, acabando a lágrima viva, pero el vaso de su paciencia se rebasaba cuando Matamoros la acusaba de "vaga", insulto que le sentaba como un tiro a la sobrina de Isabel Pantoja, que amenazaba con dejar 'Sálvame'.

Reparado el daño y más tranquila, hacía una petición que la colocarían en una posición muy ventajosa respecto a sus compañeros. Y este jueves, el genio Matamoros se lo ha concedido: venir lunes y martes como colaboradora. Pero como todos los deseos, este también venía con una seria advertencia: "Ten cuidado con lo que deseas, porque se puede volver en tu contra".

Artículo relacionado

Anabel estaba en trance, exultante de felicidad, y ya no atendía a advertencias ni a nada parecido. Por fin, iba a poder hacer su vida, a caballo entre Madrid y Canarias, donde vive junto a su novio, Omar Sánchez. De momento, la única convencida con el cambio parece solo ella y Jorge Javier Vázquez, con ironía, le lanzaba una 'pullita': "Recuerda lo que te digo: en una semana, te vendrá ya mal venir lunes y martes y empezarás a poner pegas".

Los otros deseos de Anabel han sido bajar 10 kilos y poder participar más en los debates. "Que me dejen hablar más", pedía en directo. ¿Se volverán también en su contra?