El rey Felipe acudía a despedir a su primo, Fernando Gómez Acebo, hijo de la desaparecida infanta Pilar. La relación de la familia de la hermana del rey emérito con la familia de Juan Carlos y Sofía siempre ha sido cercana. No son pocas las ocasiones en las que hemos podido ver a las infantas Elena y Cristina junto a sus primos. Simoneta Gómez Acebo, la más mediática de los primos del rey Felipe, deseaba, no hace tanto, que su tío Juan Carlos pudiese residir en España lo antes posible. El vínculo es más que evidente. Pero, ¿con toda la familia del rey? No precisamente. La distancia entre la reina Letizia y los Gómez Acebo ha vuelto a estar en el punto de mira tras el fallecimiento de Fernando con solo 49 años.

Según se informaba en varios medios, era el rey Felipe acompañado de la reina Sofía y de la infanta Margarita quien acudía a despedirse de Fernando Gómez Acebo. Ni rastro de la reina Letizia. Algo que tampoco es de extrañar viendo la poca relación que han mantenido a lo largo de los años pero que deja en el aire, de nuevo, el entendimiento en el seno de los Borbones. Mientras que la familia del rey Juan Carlos hace piña, la reina Letizia siempre se mantiene en un plano más que distante.

La distancia entre la reina Letizia y los Gómez Acebo

La última vez que podíamos ver a la reina Letizia compartiendo espacio con los primos del rey Felipe fue durante el funeral de la infanta Pilar. El fallecimiento de la hermana del rey Juan Carlos dejaba a sus hijos y nietos completamente destrozados. La reina acompañaba al rey Felipe en enero de 2020 para dar el último adiós a su tía. Un instante solemne que parece ser repetirá este mismo 2 de marzo tras la muerte de Fernando. La presencia de los reyes se espera en la capilla ardiente instalada en Madrid en las próximas horas.

Artículo recomendado

Tamara Falcó se convierte en la invitada de bautizo más elegante con un traje de terciopelo estampado: favorecedor y juvenil

Tamara Falcó

Lejos quedan aquellos instantes en los que unos jóvenes Felipe y Letizia compartían salidas y veladas con Simoneta y sus hermanos. La pareja acudía a la boda de la hija de la infanta Pilar y, de hecho, esta se casaba con una tiara que terminaría siendo propiedad de la reina Letizia -una de las joyas de pasar por expreso designio del rey Juan Carlos-. Todo parecía que iba viento en popa entre la recién llegada Letizia y la férrea familia del entonces príncipe Felipe. Pero las cosas se fueron truncando y distanciando.

Letizia y Simonera Gómez Acebo

Una de las pocas imágenes de la reina Letizia junto a Simoneta Gómez Acebo

Gtres

El buen entendimiento que los primos del rey Felipe siempre han tenido con las infantas Elena y Cristina ha sido, sin duda, uno de los obstáculos casi insalvables para la reina Letizia. En un afán de poner límites para proteger la imagen y el futuro de la princesa Leonor y de la infanta Sofía, la reina ha sido especialmente firme a la hora de alejarse de los Borbones. También de los Gómez Acebo. Una cosa es la familia del rey y otra muy distinta la familia real.

Los muchos desplantes de Letizia a los Gómez Acebo

A lo largo de la historia de la hoy reina Letizia en la familia del rey han sido muchos -y muy sonados- los desplantes que ha tenido con la familia Gómez Acebo. Todo comenzó cuando Letizia no acudió a la comunión de la hija de Simoneta Gómez Acebo, pese a ser el padrino el propio rey Felipe. Un giro que hacía pensar que algo ocurría en el seno de la familia y que, poco a poco, se ha ido confirmando. Los reyes no acudieron a la boda de Beltrán, hijo de la infanta Pilar, en 2016. Letizia tampoco quiso estar presente en el 80 cumpleaños de la desaparecida hermana del rey Juan Carlos pese a que se encontraba a pocos kilómetros de distancia.

Siguiendo con la tradición, la reina tampoco estuvo presente en la comunión de los hijos de Beltrán Gómez Acebo como tampoco hizo algunos años antes en la fiesta de su 40 cumpleaños. Pese al buen entendimiento que siempre ha existido entre los Gómez Acebo y, en especial, las infantas Elena y Cristina, la reina Letizia no ha querido participar en casi ninguna de sus celebraciones familiares. Tendría que llegar un rastrillo 'Nuevo futuro' para que Letizia coincidiese en público con Simoneta Gómez Acebo. Eso sí, también se encontraba la reina Sofía presente para, tal vez, calmar las aguas.

Desde entonces, tan solo momentos de adiós y despedida, como el funeral de la infanta Pilar, han unido a la reina con los primos del rey. ¿Qué pasó para que Letizia tomase esta determinación? ¿Qué hizo que la reina decidiese cortar por lo sano con la familia de su marido? Otro capítulo de la historia de los Borbones.

¿Una nueva era en la familia del rey Felipe?

La asistencia de la reina Letizia al último cumpleaños de la infanta Elena hacía pensar que todo podía cambiar. El divorcio de la infanta Cristina, la marcha de Froilán a Abu Dabi junto al rey emérito y la propia ausencia de Leonor y Sofía, centradas en sus estudios, abrían un camino inesperado. Letizia se acercaba a sus cuñadas en un momento de alta convulsión para la Corona. Una imagen de unidad que puede repetirse este fin de semana tras el repentino fallecimiento de Fernando Gómez Acebo.

Artículo recomendado

La causa de la inesperada muerte de Fernando Gómez-Acebo, primo del rey Felipe VI, con solo 49 años sale a la luz

Simoneta y Fernando Gómez-Acebo

Nuevos tiempos para una nueva familia. La unión de las infantas Cristina y Elena, la atención de todos por Irene de Grecia, delicada de salud, y la mayoría de edad de la Princesa de Asturias. Retos a los que se enfrentan los reyes Felipe y Letizia y que marcan sus movimientos. Incluso la estructura de la Casa del Rey ha sufrido cambios. Adaptarse a los tiempos pasa por asumir decisiones que, a veces, cuestan de tomar. Y si no, que se lo digan a la reina Letizia.