Meghan Markle va de escándalo en escándalo. La mujer del príncipe Harry ha estado en el ojo del huracán durante muchos meses: la exactriz de Suitsha intentado por todos los medios evitar un juicio contra la prensa, su hermana Samantha ha publicado un libro en el que carga duramente contra ella, el 'Megxit' y, ahora, se ha metido en un buen lío por un significativo cambio en la partida de nacimiento de Archie, su primer hijo en común con Harry. De esta manera, Meghan ha vuelto a acaparar todos los focos debido a la nueva polémica 'royal' que la sacude y no se ha quedado callada. La cuñada de Kate Middleton ha roto su silencio para defenderse de los ataques y ha señalado directamente a Buckingham.

Artículo relacionado

Según el diario británico The Sun, Meghan Markle modificó su nombre en el certificado tras el nacimiento de Archie el 6 de mayo de 2019, año en el que todavía Harry y Meghan formaban parte de la Casa Real Británica con todas sus obligaciones y responsabilidades.

En dicha partida, Meghan Markle figuraba con su nombre de pila, 'Rachel Meghan, Su Alteza Real la Duquesa de Sussex' y pasó a 'Su Alteza Real la Duquesa de Sussex', un cambio que se produjo el 6 de junio del 2019, un mes después de que Archie viniera al mundo.

Tanto revuelo ha causado esta noticia que Meghan y Harry no han tenido más remedio que emitir un comunicado para aclararlo absolutamente todo y han apuntado que esta modificación repentina fueron órdenes marcadas por el Palacio de Buckingham: "El cambio de nombre en los documentos de 2019 fue dictado por Palacio y no fue solicitado por Meghan, ni por el duque de Sussex", ha aclarado el matrimonio a través de sus portavoces. Además, se ha tachado de "ofensiva" y "ridícula" la idea de que Meghan y Harry quisiesen ofender a la Familia Real con este hecho.

Artículo relacionado

“En el mundo están pasando muchas cosas. Centrémonos en eso en vez de crear clickbait, han rematado dolidos por la situación

Su nueva vida fuera de la realeza

Tras su salida oficial de familia de Isabel II, Harry y Meghan han iniciado una nueva vida al otro lado del charco. Concretamente en Montecito, California, es donde los duques de Sussex se han instalado y donde disfrutan al máximo de su tiempo con Archie: “Ha sido increíble pasar tiempo con mi esposo y ver crecer a nuestro pequeño. Ahí es donde ha estado toda nuestra atención”, ha confesado la joven orgullosa por la familia que ha creado al lado del hijo de Lady Di.