Si algo tenían claro Harry y Meghan cuando decidieron llevar a cabo el ‘Megxit’ es que querían vivir en Estados Unidos. En un primer momento se fueron a Canadá en busca de la tranquilidad que necesitaban tras la presión mediática de los últimos años, en especial de los últimos meses. Pero en cuanto estalló la crisis del coronavirus marcharon rápido hacia Los Ángeles. Temían quedarse aislados en Vancouver mientras durara la pandemia e hicieron rápidamente las maletas para poner rumbo al lugar al que Meghan Markle siempre había querido regresar. Los duques de Sussex se fueron con el pequeño Archie hasta allí, pero todavía no contaban con una vivienda propia en la que alojarse. Todavía siguen en la búsqueda de una casa que se adapte a sus gustos y necesidades, y mientras se alojan en una espectacular mansión.

Artículo relacionado

Se trata de una vivienda que según el ‘Daily Mail’ pertenece al magnate Tyler Perry, un íntimo amigo de Oprah Winfrey. La periodista tiene una relación muy estrecha con Meghan y es una de las firmes candidatas a realizar una entrevista a la exactriz cuando esté dispuesta a hablar. Y desde que llegaron a Los Ángeles, Oprah está colaborando en hacer la estancia de Harry y Meghan allí lo más sencilla posible. De hecho el libro que Meghan le lee a Archie en el vídeo del cumpleaños del pequeño fue un regalo de Winfrey. Así que todo apunta a que fue la encargada de buscarles esta casa de la que se desconoce si pagan algún tipo de alquiler o si están allí como invitados.

Casa Harry y Meghan

La espectacular mansión se encuentra en una de las zonas más prestigiosas de Los Ángeles. Beverly Ridge Estates es el lugar de Beverly Hills en el que está ubicada esta casa, una zona en la que viven personas de lo más poderosas y en las que el lujo y la privacidad están muy presentes. En caso de pagar alquiler, las viviendas que están situadas allí pueden llegar a tener un coste de cuarenta mil euros mensuales.

La casa de Tyler Perry está valorada en dieciocho millones de dólares y cuenta con numerosas estancias de lo más amplias. Entre ellas ocho dormitorios y ni más ni menos que doce cuartos de baño. Y si por dentro es espectacular, por fuera no es menos. Las zonas verdes son de lo más amplias y las vistas a la naturaleza son espectaculares. Además la casa cuenta con una piscina desde donde pueden disfrutar de estas vistas mientras se dan un baño. En cuanto a la zona, tiene todo tipo de lujos. Cuenta con colegios de lo más exclusivos e incluso un aeropuerto privado.

Casa Harry y Meghan 2

De momento la estancia de los duques de Sussex aquí es temporal. Lo que está claro, y más teniendo en cuenta la información de hace unos días sobre una vivienda en la que están muy interesados, es que quieren encontrar una casa similar. Una zona exclusiva, una mansión con muchas estancias y con todas las medidas de seguridad posibles son las prioridades del nieto de Isabel II y su mujer en la búsqueda de su nueva vivienda.