Parece que ha tenido que ser una triste noticia la que haya reunido, por fin, al clan Grimaldi al completo. Hacía muchos meses que en los eventos oficiales del Principado se echaba de menos a algunos de los miembros, como Carlota Casiraghi, por ejemplo, "desaparecida en combate" desde su boda con el productor de cine Dimitri Rassam.

Artículo relacionado

Pero este miércoles ni ella ni su madre, la princesa Carolina, faltaban al último adiós de la baronesa Elisabeth-Anne de Massy, prima de Alberto de Mónaco y sus hermanas. La hija de la princesa Antoinette fallecía a los 72 años de edad hace una semana, una noticia por la cual el Principado ha permanecido de luto. El funeral ha tenido lugar en la catedral de Mónaco, y a la familia Grimaldi se han unido los dos hijos de la baronesa, Jean-Léonard y Mélanie-Antoinette Costello de Massy.

Alberto y Charlene de Mónaco
Gtres

A pesar de que su asistencia se ha realizado de la manera más discreta y de incógnito posible, Carolina y su hija sorprendían a los medios tras varios meses alejadas del foco. En el caso de la princesa de Mónaco, han sido más de cuatro los meses que llevábamos sin verla. Su última aparición pública la hacía junto a su hija menor, Alexandra de Hannover, a mediados de enero en París, con motivo del desfile de Chanel Alta Costura.

Por su parte, Carlota intenta llevar una vida tranquila, fuera del radar de periodistas y paparazzis, y disfrutando al máximo de la gran familia que ha formado junto a Dimitri Rassam, con quien contrajo matrimonio hace un año. Desde entonces, sus escasas apariciones han sido de lo más discretas, prácticamente sin fotografías, tal y como ella misma ha pedido en varias ocasiones.

Funeral Mónaco
Gtres

Junto a ellas, la familia Grimaldi al completo. Además de los príncipes Alberto y Charlene -quienes están protagonizando uno de los momentos más familiares y unidos de su relación-, ha acudido la princesa Estefanía con sus hijos, Pauline y Louis Ducruet -este con su esposa Marie- y Camille Gottlieb; Andrea y Pierre Casiraghi, con Tatiana Santo Domingo y Beatriz Borromeo; así como la benjamina del clan, Alexandra de Hannover.

Religiosamente vestidos de luto, todos los miembros royals de Mónaco han acudido con mascarillas negras (varias de ellas con el escudo monegasco bordado) y, en el caso de las mujeres, con toquillas para cubrir su cabello dentro del templo. Parece que tanto Carolina como Carlota han aprovechado este atuendo para pasar lo más desapercibidas posible.

Carlota Casiraghi
Gtres

Es más que probable pase mucho tiempo hasta que podamos volver a ver al clan Grimaldi al completo. A pesar de que la princesa Estefanía vuelve a retomar una agenda que tenía algo desatendida, parece que ahora es su hermana mayor la que se está tomando una temporada alejada de los medios. Tanto es así que se la echó mucho en falta a principios del mes de junio, cuando se inauguraba el nuevo Casino de Montecarlo. A la cita sí acudieron sus hijos Andrea y Pierrre, en esta ocasión acompañados por Tatiana Santo Domingo.

Funeral Mónaco
Gtres

Lo que sí es posible que veamos son las imágenes que anuncien el comienzo del verano de la familia monegasca, un periodo en el que suelen juntarse al menos unos días navegando sobre el yate Pachá, tal y como hacían Carlota y Dimitri hace un año junto a sus tres hijos: Baltazhar, el pequeño que tienen en común, hermano por parte de madre de Räphael, y por parte de padre de Darya.