Esta mañana el clan Grimaldi traía una grata sorpresa: la reaparición de la familia casi al completo en la inauguración del nuevo casino de Montecarlo, en la que se ha echado en falta a Carolina de Mónaco y a su hija, Carlota Casiraghi, además de a Beatrice Borromeo.

Artículo relacionado

Acompañando al príncipe Alberto y a su esposa Charlene, acudían a la cita la princesa Estefanía, así como por algunos de sus sobrinos: Pierre Casiraghi; Andrea Casiraghi y su mujer Tatiana Santo Domingo; Louis Ducruet, que acudía con su esposa Marie; Camille Gottlieb y Pauline Ducruet.

Alberto y Charlene de Mónaco
Gtres

Entre las royals de la Casa Real monegasca, se ha librado una amistosa batalla de estilos en la que han destacado las elecciones de Charlene, Tatiana Santo Domingo y Pauline Ducruet, quienes han dejado al descubierto tres personalidades bien distintas, con las que han guiado las elecciones de sus looks: romántica, boho-chic y minimalista.

Sin prescindir de sus mascarillas personalizadas, exceptuando en el caso de la esposa del príncipe Alberto, que ha escogido el modelo entregado por el Principado a todos los ciudadanos con el lema #strongtogether bordado, las tres royals se han decantado por opciones que dan la bienvenida al buen tiempo, con los estampados de flores como claros protagonistas y en tendencia.

Tatiana Santo Domingo
Gtres

Charlene ha escogido un vestido de largo midi con estampado de flores con el que ha acertado de pleno, con un color de fondo muy fresco para combatir el calor ya palpable en el ambiente: el blanco. Lo combinaba con na americana clara con la que simulaba un look de dos piezas, así como con unos stilettos grises, a tono con los motivos de su vestido.

Por su parte, la mujer de Andrea Casiraghi ha vuelto a demostrar su personal y característico estilo con la que ha sido quizá la elección más informal y distendida: un vestido largo negro con bordados florales en rojo y azul de manga francesa, que ha rematado con unas sandalias planas con los dedos al aire. La combinación se convertía en ganadora gracias a un bolso-cesta que probablemente se convierta en uno de los complementos estrella del verano, así como por una llamativa mascarilla con flores bordadas.

Pauline Ducruet
Gtres

En cuanto a Pauline Ducruet, quien ha acudido acompañada de su hermana pequeña, Camille Gottlieb, con quien ha estado confinada en casa de su madre, ha optado por un vestido-gabardina en color crudo que combinó con el accesorio de ensueño de esta temporada: unas sandalias de tiras empolvadas que llevaba atadas alrededor del tobillo. Minimalismo y elegancia para una joven que, a pesar de su corta carrera, se está convirtiendo en uno de los iconos de moda más admirables e imitados de su generación.

La hija de Estefanía de Mónaco ha optado por una mascarilla en negro con los colores del Principado como un original logo bordado en forma de pequeños rombos, un modelo que ha compartido con su hermana.