Por diversos compromisos sociales, los recién casados han tenido que aplazar su luna de miel, pero Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam ya están disfrutando de unos días de descanso rodeados de su familia.

Artículo relacionado

La pareja, que celebró su enlace religiosa en La Provenza hace dos semanas, se ha embarcado en el yate familiar Pachá para navegar por aguas de Nápoles rodeados de sus tres hijos. Baltazhar, es el pequeño que tienen en común, y es hermano por parte de madre de Räphael, y por parte de padre de Darya. Los cinco han viajado hasta la ciudad del Sur de Italia para pasar unos días de desconexión disfrutando del mar y el buen tiempo.

Carlota vacaciones Nápoles
Gtres

El matrimonio llegó hasta el puerto de Nápoles en coche y, tras organizar el equipaje, subieron a bordo con sus tres pequeños. Carlota, que optó por un look muy casual y cómodo, no perdía de vista a Räphael y Darya, mientras que Dimitri llevaba en brazos a Baltazhar. Una vez se instalaron en el barco, la hija de Carolina de Mónaco se dispuso a dar de comer a los niños y a organizar el almuerzo de los adultos.

Se espera que el resto de miembros del clan Grimaldi se una a las vacaciones de Carlota en los próximos días, como viene siendo habitual en los últimos años. Seguro que Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo, Andrea y Tatiana o la propia Carolina decidan acompañar a los recién casados unos días en su navegación por aguas del Mediterráneo y que el destino final del viaje sea el puerto de Monte Carlo.