Los rumores de un posible embarazo no cesan. Y menos después de que la la revista Italiana Chi se atreviera a confirmar la noticia hace unas semanas, con motivo de unas imágenes de la joven Grimaldi en bañador mientras disfrutaba de su luna de miel con su marido Dimitri Rassam.

Artículo relacionado

Carlota de Mónaco, con algo de "tripita" según indicaba la publicación italiana, no se ha pronunciado al respecto. Pero este silencio siempre es habitual en Mónaco, un silencio que mantienen hasta que los indicios físicos son más que evidentes.

A todo ello le sumamos la reciente escapada que Dimitri y su mujer han realizado. Sin niños, la pareja a viajado hasta Oporto para pasar unos días solos por la zona de la desembocadura del Duero. Allí han pasado tres días en un exclusivo hotel con spa, aprovechando para relajarse con todas las comodidades y propuestas wellness que el alojamiento ofrecía, sin apenas salir de este. Desconexión, relax y mucho tiempo para ellos solos. Un plan de lo más romántico.

Y ha sido precisamente este modus operandi el que ha hecho saltar de nuevo las alarmas, ya que no se nos ocurre una idea mejor para mimarse antes de volver a vivir un embarazo. En el aeropuerto portugués, varios testigos aseguraron ver a Carlota con gestos delicados hacia su vientre, sin embargo, de momento no hay confirmación que valga, y no sería la primera vez que resultan falsos este tipo de rumores sobre la princesa.

Mañana mismo, la sobrina de Alberto de Mónaco protagonizará una charla en España. Quizá aquí podamos ver algún gesto más que indique que está esperando su tercer hijo. A pesar de que ella mismo ha pedido a la organización de Hay Festival de Segovia que no sea fotografiada, varios medios se desplazarán hasta la ciudad para cubrir su visita, por lo que quizá sea posible desvelar este posible secreto de Mónaco.