Cada uno en una punta del país. Así han pasado la Nochebuena Suso Ávarez y Aurah Ruiz, uno en Cataluña y la otra en Canarias. Los que fueran los tortolitos de GH VIP 6 acabaron el Debate dejando entrever que lo suyo, fuera de la casa de Guadalix, no pintaba nada bien. Un presagio que se confirma con este dardo veladísimo que el segundo finalista del reality ha enviado a su ¿ex?

Artículo relacionado

“Me acaban de enseñar una conversación de Instagram como si fuese yo quien estoy escribiendo”, decía Suso insntantes antes de que diera comienzo la gran cena de Nochebuena, “yo no he escrito a nadie, estoy en Barcelona, me quedo en Barcelona. No voy a ningún lado”. Álvarez dejaba bien claro que no pensaba moverse de su casa ni del lado de los suyos. Parece que el joven ha tomado una posición clara en la guerra, y, aunque dejó claro que iba a hablar con su familia después de escuchar el perdón de Aurah, si lo hizo, fue para reafirmarse de que debe mantenerse al lado de su madre y de su hermana.

El subcampeón cenó con Yara, que está recuperadísima tras haber estado en coma el año pasado, con Merche (su progenitora) y amigos de la familia. Todos comiendo marisco y, después gastándose bromas.

Y, mientras, a unos cuantos kilómetros de distancia, Arurah hacía lo mismo con su familia. Ella, acompañada de sus padres, su hermano, su cuñada y su sobrino, pasaban juntos la cena para, una vez que esta hubo finalizado, salir de fiesta con algunos de sus mejores amigos. ¿Y de Suso? Ni rastro. La joven no hizo mención alguna a él, ni velada, ni directa. ¿Significa esto que su ruptura es oficial?