Anabel Pantoja sí que sabe cómo convertir el cumpleaños menos prometedor en uno de los más especiales. Con Isabel Pantoja a miles de kilómetros concursando en 'Supervivientes', la tonadillera se iba a convertir en la ausencia más importante y dolorosa el día en que su madre, doña Ana, cumple 88 años.

Artículo relacionado

Este 22 de mayo, la matriarca del clan celebra un año más en unas circunstancias marcadas también por su delicado estado de salud. Desde Honduras, la artista rogaba a sus hijos, nietos y amigos que la arroparan como nunca. No cabe duda de que hablaba también su enorme pena por no poder pasarlo al lado de su madre, de quien no se había separado tanto durante tanto tiempo quizás desde su paso por la cárcel.

Es por esta razón que los gestos que han tenido Anabel por su parte y su primo Kiko Rivera por otra han tomado un significado especial.

La imagen con la que la tertuliana de 'Sálvame' ha felicitado a su abuela es para morir literalmente de amor. Anabel, que ha puesto rumbo este miércoles hacia Fuerteventura, ha querido ser la primera en darle su 'regalo'. Un detallazo al que no se le puede poner precio y que viene en forma de reunión.

La joven empresaria ha compartido una preciosa instantánea en la que aparece con su abuela (la 'cumpleañera) y su sobrina Ana. "Aquí estamos las 3 Anas para felicitarte. Orgullosa de llevar tu nombre 🖤 Feliz cumpleaños 🎁 YAYA 👵🏻 🖤 ¡Te quiero muchísimo!", publicaba Anabel. La pequeña deleita a doña Ana y a su tía haciéndoles fiestas con las que se les cae la baba. Las risas de la festejada lo dicen todo.

Por su parte, el dj también se ha acordado de la promesa a su madre y del día tan especial de su abuela con una foto de su infancia donde Ana mira a su nieto con ternura infinita. "Las abuelas que crían a sus nietos dejan huella en sus almas y tú la dejaste en la mía. Te quiero por siempre yaya. ¡Felicidades! ❤️❤️❤️", ha escrito en la publicación.