Recibo un mensaje de Patricia, la subdirectora del 'Deluxe': “El viernes me cojo vacaciones y el fin de semana tú no tienes función. ¿Nos vamos al ChaCha?”. Acepto la invitación. Me hablan maravillas del lugar. Un sitio al que se accede por lista y se ha convertido en un 'must'  –que dirían los cursis- de la noche madrileña de los viernes. Así que cuando llego a Mediaset le digo a Estela, mi peluquera: “Ponme el pelo mojadito, a lo modelo de Armani, que esta noche salgo después del programa”. P. se pone nervioso cuando se entera: “¿Con quién vas?”, “¿A qué hora te acostarás?”. Poco dura mi dicha: resulta que el ChaCha está en obras y no abre este viernes. Vaya. A tomar por saco mis tentativas de ser malo. Cuando se lo cuento a P. se descojona. El sábado, después de almorzar, nos ponemos 'La juventud'. A mí me gusta. A P. no. Me voy a echar una siesta con la promesa de levantarme pronto para ir a hacer compra. Mal. Me despierto a las once y media de la noche y me encuentro a P. de morros. Nos vamos pronto a dormir porque  se avecina tormenta. El domingo por la mañana acabamos en El Corte Inglés como un buen matrimonio burgués y por la tarde nos ponemos capítulos de 'The good wife' a cascoporro. Hay días en los que cuanto menos hables con tu pareja, mejor. Es más, creo que una pareja dura más si habla poco.

Artículo recomendado

El asombroso cambio físico de Mila Ximénez

El asombroso cambio físico de Mila Ximénez

Artículo recomendado

Los famosos vuelan sobre su Vespa

Los famosos vuelan sobre su Vespa

Artículo recomendado

Laura Matamoros, de nuevo soltera

Laura Matamoros, de nuevo soltera

Artículo recomendado

Tulipas de galleta con plátano y helado

Tulipas de galleta con plátano y helado