Desde que se convirtiera en la máxima defensora de su padre en 'GH VIP 7', Rocío Flores no ha dejado de acaparar el foco mediático. La hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores ha sido, sin duda alguna, en una auténtica revolución y tras su participación en 'Supervivientes 2020', aún más.

La joven ha experimentado un cambio personal y físico muy grande, tanto que ha dejado boquiabiertos a todos sus seguidores en más de una ocasión. Después de vivir tres meses en Honduras, Rocío regresó a España con casi 16 kilos menos: "Me he quedado sin culo. Se me ha afinado muchísimo la cara, estoy albina en las raíces. Me veo más niña y menudita", confesó tras volver a verse en el espejo por primera vez después de tanto tiempo. Una vez retomada la rutina, Rocío se ha sometido a multitud de tratamientos para continuar con su exitosa transformación y con el último se ha mostrado encantadísima.

Artículo relacionado

La nieta de Rocío Jurado se ha sometido a un tratamiento epigenético para eliminar la grasa, tonificar la piel y moldear la figura. Se ha dado rayos UVA para no perder el moreno que consiguió en los Cayos Cochinos. En las últimas publicaciones en sus redes sociales se le ha visto la manicura más cuidada que nunca y, también, se ha hecho un microblading para lucir nuevas cejas y maderoterapia para presumir de piernas firmes. Ahora, ha vuelto a sorprender con su retoque estético preferido para lucir unas pestañas de infarto.

Sí, la exsuperviviente, en su centro preferido de Málaga, se ha puesto extensiones en las pestañas para darle una mayor expresión a su mirada y se ha mostrado encantadísima con el resultado: "Mirada perfecta", ha escrito en sus 'stories' de Instagram mientras se enfocaba a los ojos.

rocio flores pestañas

Además, como buena influencer que es, ha desvelado algún que otro truquito infalible para mantener la línea: tomarse una infusión al mediodía. ¡Mano de santo!