Su paso por televisión y su gusto por las tendencias, han encumbrado a Violeta Mangriñán como toda una referente del mundo de la moda. Con más de un millón de seguidores en Instagram, se ha definido como una auténtica adicta a Zara, pasión que ayuda a sus seguidores a copiar sus looks casi por completo.

Artículo relacionado

Con la llegada del otoño, el cambio de armario es inevitable. Decimos adiós (aunque pese) al verano y con él guardamos bikinis, minifaldas, tops... y damos paso a jerseys, sudaderas, abrigos... Violeta Mangriñán ha aprovechado este cambio de temporada para sacar a la venta a través de una conocida app algunas de sus prendas más icónicas. Abrigos, vestidos, calzado... muchas de ellas sin estrenar, una selección de 11 primeras prendas a precios muy asequibles que lamentablemente ya no están disponibles.

El interés ha sido tal que en menos de una hora este 'armario virtual' se agotaba sin previo aviso. "¡Qué locura! Aún no os había avisado y ya se habían vendido", anunciaba la propia Violeta muy sorprendida y feliz con la acogida a través de Instagram y prometía una nueva remesa de ropa. "Visto el éxito trataré de hacer una selección de más ropa. Tengo cajas guardadas para hacer un mercadillo benéfico pero prometo subir más cositas pronto".

Violeta

No es la primera vez que Violeta, de 26 años, agota alguna de las prendas que comparte en redes sociales -casi siempre asequibles para el gran público- y es que ha enfocado mucho su carrera de influencer con la moda, su gran pasión. Tiene un sueño en el horizonte y es el de conseguir sacar adelante su propia marca de ropa, una ilusión que gracias al trabajó y la constancia está más cerca que nunca.