La relación de Hugo Sierra y Elena Rodríguez ha sido una montaña rusa y en los tres meses de Supervivientes 2020 ha pasado por todas las etapas. A pesar de sus múltiples roces y enfrentamientos, la madre y el ex de Adara decidieron empezar de cero sin nominaciones ni malos rollos pero la tregua ha durado poco, sobre todo por parte de Elena.

Artículo relacionado

La madre de Adara se ha sentido dolida con el padre de su nieto y ha vuelto a nominarle mientras que él ha mantenido el pacto. Claro está cuando el uruguayo se ha enterado ha puesto el grito en el cielo. Elena se justifica asegurando que es fiel a sus principios y Hugo ha reafirmado su sensación de que Elena tiene un doble rasero y le da una cal y otra de arena. La madre de Adara ha sido acusada por Hugo, y también por Rocío Flores, de decir unas cosas u otras si hay cámaras o no delante.

Elena Supervivientes

Elena no está para nada de acuerdo con esto pero está tan molesta con estos comentarios que, en una conversación con Barranco, en la que se ha desahogado sobre su relación con el uruguayo cansada de sus continuos enfados, ha lanzado un pullazo a Hugo sin contemplaciones. "¿Sabes qué? Que yo soy feliz, y mi hija ahora es feliz. Y ahora sí es una pulla delante de cámara, esta sí".

Artículo relacionado

La final está a la vuelta de la esquina y los nervios están a flor de piel en los Cayos Cochinos. Elena se ha distanciado muchísimo de Hugo Sierra y Rocío Flores, con la que tuvo una enorme discusión en Palapa en la última gala. Al mismo tiempo que cada vez está más unida a Ana María Aldón y, por supuesto, a su gran amigo Jorge Pérez.