Elena Rodríguez, la madre de Adara Molinero, y Hugo Sierra, su ex yerno, ya han comenzado juntos la que sin duda será una de las experiencias más impactantes y dura de sus vidas. Uno está viviendo su sueño y la otra se ha encontrado con la oportunidad de refilón, y en el aire está cómo irá evolucionando su relación. Y es que si bien ambos han intentado llevar la tensa relación que les une, con Adara de por medio, con la mayor sensatez, en estos momentos lógicamente sus posturas están a años luz. Es de recibo recordar que Elena es madre de Adara y por tanto la abuela del hijo de Hugo; Supervivientes le ha brindado una oportunidad de oro de entenderse y conocer en profundidad sus sentimientos ante en una situación tan delicada.

Artículo relacionado

La madre de Adara cogió las riendas de su defensa en el plató de GH VIP 7 cuando Hugo Sierra decidió abandonar cuando empezó a ver sentimientos reales de la madre de su bebé hacia Gianmarco Onestini, que actualmente están felices y enamorados. Elena se convirtió en un personaje revelación y Hugo Sierra decidió comenzar una nueva vida. Luego ambos han mantenido una relación llena de altibajos hasta que el destino los ha vuelto a unir en Honduras.

Elena Rodríguez y Hugo Sierra han vivido separados los primeros días en Honduras, en hoteles distintos, y la madre de Adara reconocía estar nerviosa ante el reencuentro con el uruguayo, que tras los saltos del helicóptero ha dado el primer paso a su acercamiento. El juego ha empezado, y también las polémicas....

Elena Adara y Hugo

Nada más verse, Hugo se ha acercado a saludar a Elena y le ha dicho, preso de la emoción "suegra". "Yo no soy tu suegra", le ha dejado claro Elena, y ha añadido: "pero sí soy la abuela de tu hijo". Hugo, nervioso, le ha respondido: "Sí, ex suegrita". Luego Elena le ha dado un consejo y le ha mandado un mensaje para empezar de cero, o al menos intentarlo: "Esto me está resultando maravilloso, utiliza la técnica de Adara y piensa lo menos posible en esa personita, y a vivir la experiencia".

Artículo relacionado

Una buena declaración de intenciones, la de disfrutar del concurso y pasarlo bien aunque estén obligados a estar el uno con el otro. "Pero si hay que discutir se discute", ha recordado muy tajante Elena.