Todo lo que empieza termina y a Anna Ferrer se le ha acabado (por el momento) su tiempo en Mediaset. La joven, que estudia económicas, se incorporó al departamento de finanzas de la empresa en la que trabaja su famosísima madre el pasado mes de febrero.

Artículo relacionado

Aunque al principio su fichaje fue más que comentado, Anna, que también es influencer, ha aprovechado muchísimo la oportunidad en estos cuatro meses en los que ha sido becaria de Mediaset. "Es una empresa muy grande y creo que es una buena opción para aprender", dijo en Instagram un par semanas después de iniciar sus prácticas.

"No es un enchufe", quiso en ese momento dejar claro la hija de Paz Padilla tras la expectación generada. "No me pagan nada, son unas becas de mi universidad, he entrado como otros compañeros", aclaró.

Pero los meses han pasado y Anna ha llegado al fin de sus prácticas, y por consiguiente dejará de ser compañera de su madre, Paz Padilla, a la que está muy unida. En sus últimos stories ha mostrado su "pena" por el final de su beca que tanto ha aprovechado. "Tengo ganas de vacaciones pero por otro lado siento pena, sobre todo por los compis, en 5 meses ya haces vida y te sientes parte", ha compartido.

Para celebrarlo, la joven ha llevado pastelitos para invitar a todo su departamento y cerrar de la forma más dulce esta etapa tan productiva e importante en su carrera profesional.