Lecturas ofrece esta semana el testimonio más buscado. Toño Sanchís, que fue representante de Belén Esteban durante nueve años, rompe al fin su silencio.

Toño responde a la que un día fue su gran amiga, la misma que ahora le acusa de traidor y de deberle un millón de euros. Pero el representante va más allá. En una entrevista cargada de sinceridad, Toño cuenta cómo fue realmente trabajar al lado de Belén. “No es una persona fácil de llevar, tiene un carácter difícil y poca predisposición para el trabajo”.

Esta es una de las muchas y sorprendentes afirmaciones que Toño hace sobre Belén. No se olvida tampoco de la relación de la colaboradora de ‘Sálvame’ con el resto de sus representados y compañeros de trabajo en la televisión y también habla de los celos profesionales de Belén, de la que ha dicho: "Nunca aceptó mi crecimiento profesional hata el punto que cualquier nuevo representado era para ella un motivo de crítica y discusión porque los veía como rivales".

Dolido y decepcionado, Toño relata también cómo le ha afectado profesional y personalmente su enfrentamiento con Belén y narra por primera vez lo que ocurrió realmente el día que, en el ojo del huracán, acabó ingresado en el hospital.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado