Gianmarco Onestini se ha convertido en uno de los protagonistas indiscutibles de los últimos meses. Su victoria en 'El tiempo del descuento' y su romance y posterior ruptura con Adara Molinero, ha tenido en vilo a más de una persona... Pero hoy, en 'Maracaná', su canal de Mtmad, ha recordado una de las historias más tristes de su vida: ¡el bullying que sufrió en el colegio por parte de una profesora y un compañero de clase!

"De niño me gustaba hacer muchas cosas, era muy alegre. Cuando entré en el colegio me quedaba hasta las cinco. Desayunaba, comía y merendaba allí. Me acuerdo de que a los seis años no me llevaba muy bien con mis compañeros y empecé a comer más de la cuenta para desahogarme por el enfado que tenía, a pesar de que la comida de allí no me gustaba", ha comenzado explicando a sus seguidores.

Artículo relacionado

"Comía, comía y engordaba muchísimo. Me tomaban el pelo, empezaron a jugar conmigo de mala manera porque era diferente, casi todos eran delgados. Una vez me tiraron la merienda al suelo y me la aplastaron. Yo no era un niño violento, cuando me hacían eso me refugiaba en mí mismo, no lo quería compartir con nadie, ¡ni con mi familia!, por vergüenza", ha continuado.

El pasado de Gianmarco no ha sido nada fácil. Recordar estos traumas del pasado ha sido como abrir una herida que ya creía que tenía cerrada: "La profesora me llamaba piernas de jamón. Para ella era solo una broma pero para mí era muy doloroso. Me obligó a quitarme la camiseta, yo no quería y me puse a llorar. Inmediatamente todos los niños se empezaron a reír", ha explicado con lágrimas en los ojos.

gianmarco de pequeño mtmad

A partir de aquí, las cosas fueron a peor e incluso sus compañeros del equipo de fútbol le atacaban: "Cuando jugaba al fútbol, un niño me meó en los zapatos", hace un parón para coger aire. "Son cosas que no me gusta recordar pero han pasado. Me sentí muy solo, cuando iba a la playa no me quitaba nunca la camiseta porque me daba vergüenza ser diferente, estaba gordo".

El gran cambio de su vida

El italiano, tras tanto sufrimiento, decidió experimentar una catársis en su vida. Cambió sus actitudes, del fútbol pasó al kárate y, después al boxeo. Entrenaba todos los días y su coach fue un gran apoyo para él: "Mi entrenador me puso enfrente de un espejo y me dijo: la persona que tiene delante es la única que te puede ayudar, si quieres cambiar y mejorar tienes que empezar por ti mismo".

Además, ha confesado, que los mismos que se metían con él de pequeño, ahora, en la actualidad, casi ni le reconocen: "Los que me tomaban el pelo se quedan alucinando con el gran cambio que he dado".

Antes de terminar, ha querido dar un consejo a todas esas víctimas de acoso: "Lo que yo puedo decir a todas esas personas que lo sufren es que estén con su familia, con la gente que les quieran de verdad pero el verdadero cambio empieza en uno mismo".

gianmarco boxeo mtmad

"Si ahora soy como soy es por las cosas que he vivido y he pasado. Ahora soy más fuerte, no es que lo haya superado, todavía tengo una cicatriz y si la abro vuelvo a estar mal por eso no me gusta hablar de estos temas", ha rematado.