Reprimenda de la soberana

El conflicto entre Meghan Markle y la reina Isabel antes de su boda con Harry

Pese a que Harry es su nieto preferido, la reina tuvo que darle algunos tirones de orejas al actual duque de Sussex

Meghan Markle Príncipe Enrique Isabel II de Inglaterra
1 / 8

1 / 8

Meghan Markle. Sale a la luz el enfrentamiento entre Isabel II y Meghan

2 / 8

Meghan Markle laca de uñas. La tiara de Meghan Markle, centro de la polémica

3 / 8

boda eugenia de york 3. La tiara que llevó Eugenia de York

4 / 8

Meghan Markle Eugenia de York. Meghan Markle y Eugenia de York

5 / 8

Meghan Markle y el príncipe Harry no quieren un título para su hijo. Harry defendió a su entonces novia

6 / 8

meghan boda 1. El velo, otro elemento polémico

7 / 8

Meghan Markle y Príncipe Harry muestras de afecto. Esperan su primer hijo

Más Sobre...

Joyas famosos Boda Príncipe Harry y Meghan Markle Casas Reales

Actualizado a

Todo el mundo sabe que la reina Isabel tiene especial predilección por su nieto Harry, hijo menor del príncipe de Gales y la fallecida Lady Di. Claro que eso no quita que la soberana británica le conceda al duque de Sussex y a su esposa, Meghan Markle, todos sus deseos. Ahora ha salido a la luz un duro enfrentamiento que existió antes de la boda de Harry y Meghan y que tuvo como protagonistas a la exactriz estadounidense y a la mismísima reina de Inglaterra.

Según publica la prensa británica Meghan Markle quiso llevar en su boda una tiara muy concreta. Se trataba de la tiara conocida como Greville Emerald Kokoshnik, de esmeraldas, platino y diamantes, que precisamente lució Eugenia de York en su enlace con Jack Brooksbank. Ante la insistencia de Meghan por esa tiara, la reina Isabel llamó a capítulo a su nieto para decirle, tajante, que Meghan "llevará la tiara que yo le dé". Al final, Meghan lució una tiara 'bandeau' de diamantes que perteneció a la reina Mary, de la que dijo sentirse "muy afortunada" por haberla podido llevar.

Relacionado con esta noticia

Como era de esperar, ante los deseos de Meghan, el príncipe Harry se puso del lado de su prometida e hizo lo posible y lo imposible para que su abuela cediera, lo que no sucedió. Se dice que en los días previos a la boda, Harry estaba muy nervioso y llegó a decir al personal de palacio: "Lo que quiera Meghan, lo tendrá". Ante eso, la reina Isabel volvió a reñir a su nieto. A la reina tampoco le gustó que Meghan llevara velo el día de su boda, puesto que estuvo casada con anterioridad con Trevor Engelson, de quien se divorció en 2013. Aunque en este tema, Meghan sí se salió con la suya.

Superados estos pequeños conflictos –aunque hay que tener valor para llevarle la contraria a la reina de Inglaterra–, los duques de Sussex han iniciado su nueva vida de casados con la feliz noticia de que serán padres la próxima primavera.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?