Si hay algo que incomoda a Meghan Markle es la batalla legal en la que está inmersa y en la que va contra algunos medios de comunicación británicos. Alrededor de este proceso judicial no dejan de surgir informaciones y peticiones que mantienen a la mujer del príncipe Harry siempre en alerta. Una de las últimas noticias sobre esta pugna legal ha tenido lugar esta semana y ha sido el aplazamiento del juicio que iba a tener lugar en enero. La propia Meghan Markle fue la que pidió su retraso y desde la justicia se lo han concedido. Por ahora la fecha prevista para que se celebre es septiembre del próximo año. Una buena noticia para ella que contrasta con otra que caba de recibir y que le podría inquietar mucho.

Artículo relacionado

Esta información que acaba de recibir Meghan Markle tiene que ver con su padre Thomas Markle. Hay que recordar que el hecho de que la mujer de Harry de Inglaterra demandara a algunos medios está relacionado con la publicación de informaciones que tienen a su padre, con quien no mantienen relación, como protagonista. Una de ellas es una carta que el ‘Mail on Sunday’ publicó, escrita por Meghan y dirigida a su padre. Y ahora Thomas Markle quiere testificar en el juicio. El padre de la duquesa de Sussex quiere dar su versión sobre esta carta y sobre otras cuestiones que se han dicho sobre él.

Thomas Markle

Esto es algo que a Meghan Markle no le haría ninguna gracia ya que tiene muy claro que no quiere saber nada de él. Pero tal y como han informado desde la cadena ITV, Thomas Markle está muy interesado en hablar y que esto acabe cuanto antes. De hecho quiere trasladarse hasta Londres para formar parte de este juicio en el que incluso podría llegar a coincidir con su hija, a la que no ve desde hace años.