Meghan Markle todavía tiene abierta su batalla judicial contra algunos medios de comunicación británicos. El próximo paso que iba a tener lugar en este enfrentamiento era el juicio que tenía previsto empezar el 11 de enero de 2021 en Reino Unido. Este era el siguiente paso con el que la duquesa de Sussex y por tanto también el príncipe Harry iban a luchar por ganar la batalla judicial con la que piden respeto a su intimidad después de que el grupo de comunicación publicara informaciones que tenían que ver con el padre de Meghan. Pero lo más probable es que el juicio se retrase por petición de la duquesa de Sussex.

Artículo relacionado

Pillando a todos por sorpresa, Meghan Markle ha solicitado que este juicio que tiene prevista una duración de aproximadamente diez días y que va a tener unas costas de unos tres millones de libras, se celebre más tarde de lo que estaba previsto. Y... ¡Le han concedido la petición! El juicio se celebrará como pronto en septiembre del próximo año. Por ahora se desconoce la razón por la que la mujer del príncipe Harry ha hecho esta solicitud. Oficialmente su defensa ha alegado que necesita más tiempo para preparar el juicio. Pero todo apunta a que tiene que ver con las fiestas navideñas.

Meghan Markle

Meghan Markle ha pedido retrasar el juicio que mantiene contra algunos medios británicos.

Gtres

Hay que tener en cuenta que para que el juicio se celebre, en principio Meghan tiene que viajar a Reino Unido y asistir de forma presencial. Las medidas que existen ahora mismo por la crisis sanitaria indican que quien viaje a Reino Unido desde Los Ángeles tiene que guardar dos semanas de cuarentena. Así que si hubiese tenido que ir para enero, Meghan estaría obligada a volar a Londres antes del 31 de diciembre y por tanto… ¡Tendría que haber pasado la Navidad en la ciudad de su marido y junto a la familia real británica! Sabiendo el distanciamiento que existe entre los Windsor y Meghan y que la duquesa de Sussex prefiere pasar estos acontecimientos junto a su familia en Los Ángeles, son cada vez más los rumores que aseguran que la petición de retrasar el juicio es para evitar viajar a Londres en Navidad.