Son 68 años los que lleva al frente del trono de Inglaterra, y este será su periodo de descanso más extenso. La reina Isabel II ha anunciado una retirada temporal de sus obligaciones para con la Corona que podría alargarse más allá del próximo otoño, fecha hasta la cual, por el momento, permanecerá en el Castillo de Windsor alejada de la vida pública.

Artículo relacionado

Su decisión supone que no regresará al Palacio de Buckingham, su residencia habitual, que por primera vez en 27 años no estará abierta al público este verano, a consecuencia de la crisis sanitaria mundial. El covid-19 también ha truncado los planes de visita que los duques de Sussex y el pequeño Archie tenían para permanecer junto a ella una temporada.

Reina Isabel II de Inglaterra
Gtres

A pesar de haber continuado en activo desde que se trasladase al Castillo de Windsor a mediados de marzo junto a Felipe de Edimburgo, la reina de Inglaterra no ha acudido a ninguna cita presencial, siguiendo unas estrictas medias de seguridad para evitar cualquier contagio. Cabe recordar que el príncipe Carlos dio positivo por covid-19 tras haber compartido residencia con su madre.

Desde su confinamiento, la abuela de Guillero y Harry ha mantenido sus audiencias semanales con el primer ministro Boris Johnson de manera telefónica -siempre que la salud de este lo permitía-, además de pronunciar diferentes discursos dirigidos al apoyo y la concienciación social con motivo de la complicada situación que también atraviesa Reino Unido.

Reina Isabel II de Inglaterra
Gtres

Sus últimas palabras públicas las pronunciaba hace unos días con motivo del 75º aniversario de la victoria de los aliados en la Segunda Guerra Mundial, un homenaje que no quiso pasar por alto y en el que realizó un sentido guiño a su padre.

"Recordando las palabras de mi padre y las alegres celebraciones que algunos de nosotros experimentamos de primera mano, me siento agradecida por la fuerza y el valor que Reino Unido, la Commonwealth y los aliados mostraron", declaraba antes de referirse al difícil contexto en el que se enmarcaba la efeméride. "Hoy puede parecer difícil que no podamos celebrar este aniversario especial como nos gustaría, lo hacemos desde nuestras casas y nuestras puertas. Pero nuestras calles no están vacías, están llenas del amor y el cariño que tenemos unos con otros" añadía la soberana.

Carlos de Inglaterra

Al frente quedan ahora su hijo Carlos y su nieto Guillermo. La agenda real, de momento en al aire con motivo de la pandemia, posicionará a su hijo el príncipe de Gales a la altura de su nieto, quien ha protagonizado una presencia mucho más activa desde que se conociera el confinamiento de la reina y el positivo por coronavirus de su padre.

Tanto Guillermo como su esposa Kate Middleton se han convertido en la representación activa de Buckingham Palace durante las últimas semanas, atendiendo las citas y los compromisos de Inglaterra en todo momento.