Año tras año en los Países Bajos, el 4 de mayo se convierte en una de las fechas más solemnes y conmemorativas de su calendario. Durante unos minutos, todos los ciudadanos guardan silencio para recordar a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial, un homenaje que los reyes Guillermo y Máxima completan colocando flores en el Monumento Nacional de la Plaza Dam de Amsterdam.

Artículo relacionado

En esta ocasión, el escenario era bien distinto. Como viene siendo habitual y con el objetivo de compartir estos honores, la ubicación suele estar repleta de holandeses. Sin embargo, este lunes el monarca y su esposa, acompañados por el primer ministro de los Países Bajos, acudieron a una plaza vacía, lo que subrayó la solemnidad del acto.

Guillermo y Máxima de Holanda
Gtres

"Resulta extraño que el Dam esté vacío. Pero sé que estamos celebrando el Día Nacional del Recuerdo todos juntos", indicaba Guillermo de Holanda al llegar al lugar. Se trata del primer discurso pronunciado por un rey holandés con motivo de este día. "Durante estos meses excepcionales hemos tenido que renunciar a una parte de nuestra libertad. Nuestro país no había visto algo así desde la guerra", continuaba.

Máxima de Holanda
Gtres

Guardando luto, Máxima de Holanda y su esposo acudían al acto del Dam con prendas en color negro. La reina optaba por una falda larga de Valentino y la misma blusa que se puso en 2013 para visitar el Vaticano en compañía de don Felipe y doña Letizia, además de cubrirse el cabello con un sombrero de tipo fedora. Por su parte, el soberano vestía traje de chaqueta en negro, camisa blanca y corbata azul grisácea.

Margarita de Dinamarca
Det Danske Kongehus

También la reina Margarita de Dinamarca rendía este lunes su particular homenaje a las víctimas. La soberana ha colocado una corona de flores en el memorial del cementerio de Mindelunden, dedicado precisamente a los daneses fallecidos durante la ocupación nazi. La madre del príncipe Federico también ha protagonizado un vídeo en el que recordaba cómo hace 75 años, una vez liberado el país, fue despertada por la noche por los vítores de los daneses que se acercaron al Palacio Real para celebrar el fin del conflicto bélico.

Por su parte, también a reina Isabel realizará un recuerdo con motivo de esta fecha. Será el próximo viernes por la noche cuando, desde el castillo de Windsor, se emitirá por televisión el Día de la Victoria. Para completar el homenaje, su hijo el príncipe Carlos leerá el discurso que con motivo de esta misma fecha dio en 1945 su abuelo, Jorge VI.