Hace solo una semana, Aurah Ruiz y su hijo, que ha pasado la mayor parte de su jovencísima vida en ingresado, volvían al hospital. Una complicación con la salud del pequeño les devolvía a un centro médico en el que han pasado algunos días pero del que ya han salido.

Este susto médico era comunicado por la propia ex participante de ‘MYHYV’ con mucho miedo. De nuevo volvía al lugar que tanta angustia le había causado en los últimos meses, pero, afortunadamente se quedó en eso, en un mero susto.

Artículo relacionado

En abril, tras haber pasado el último año pegada a la cuna de su hijo en el hospital (primero en Madrid y después en Canarias), Aurah veía materializarse, al fin, todas sus suplicas: el niño había obtenido el alta hospitalaria definitiva. Ya no se trataba de un cambio de centro, no, era un alta en toda regla, lo que la llenó de alegría. Al fin podía hacer lo que siempre imaginó hacer con su hijo: salir a la calle, pasear, llevarle a un parque, jugar al aire libre… planes que, en cualquier familia se habrían dado por hecho a las pocas semanas del nacimiento del pequeño pero que en el caso de ellos no había sido posible dada la frágil salud de Nyan desde que vino al mundo.

En junio, solo mes atrás, de nuevo volvieron a tener que ingresar a Nyan, ocasión que Aurah aprovechó para reclamara más atención al padre del niño, Jesé Rodríguez, que entonces estaba de vacaciones en Estados Unidos y no se interesó por él, ella le pedía que “se ahorre una comida y le pagues un médico privado a tu hijo”, dejando en evidencia la vida de despilfarre que lleva el futbolista mientras su descendiente lo pasa mal.

Tras el nuevo alta, Aurah ha compartido una foto suya y del niño en un parque, en la que recuerda que solo hay que dejar actuar al karma y dar “tiempo al tiempo”, en clara alusión a Jesé.