Han vuelto a verse las caras, aunque en la peor de las circunstancias. Jesé Rodríguez y Aurah Ruiz coincidían en el juzgado después de que esta hubiese interpuesto una demanda al futbolista por haber eludido sus responsabilidades paternales con su hijo Nyan. Jesé, lejos de guardar un perfil bajo, sacaba pecho y acudía a la cita acompañado de un nutrido séquito, formado por sus partes, amigos íntimos y Melody Santana, su expareja, junto a los dos hijos que tienen en común. Toda una declaración de intenciones por parte del deportista…

Artículo relacionado

A lo largo de los últimos meses, han sido muchas las ocasiones en las que Aurah Ruiz cargaba contra su expareja y padre de su hijo, el futbolista Jesé Rodríguez, por no atender las necesidades del pequeño. Nyan abandonaba el hospital en el que había permanecido ingresado desde su nacimiento hace pocas semanas y Rodríguez ni siquiera acudía a interesarse por su estado. Tampoco, según la versión de Aurah, contribuía a los considerables gastos que el tratamiento del pequeño requería.

Harta de denunciarlo en redes sociales, Ruiz cambiaba de tercio y acudía a los juzgados. Ayer, por fin, se vio las caras con Jesé. Tal y como informa Partido a partido en exclusiva, la extronista se personaba junto a su abogado y el pequeño Nyan. No obstante, era Jesé quién presumía de séquito y llegaba al juzgado acompañado de un grupo más que nutrido. Entre los integrantes de la corte, varios amigos íntimos, personal de su sello discográfico, sus padres, dos hermanas y sí, Melody Santana junto a los dos hijos que tienen en común.

Mientras su relación con Aurah Ruiz ha sido siempre complicada, el futbolista no ha dudado en presumir habitualmente de su buen entendimiento con Santana. De hecho, son muchas las veces que Jesé ha compartido fotografías con sus dos hijos mayores, Jesé Jr. y Nei. Nada que ver con los, según la versión de Aurah, muchos meses que hace que no coincide con su hijo pequeño. Ni durante los últimos meses de tratamiento ni ahora que ya puede estar en casa.

Aurah guarda silencio en las redes desde hace varios días. Extremo notable, pues instagram se había convertido en su principal altavoz para denunciar la situación que está pasando. Jesé, por su parte, ha vuelto a París para reincorporarse al PSG.