La última entrega de 'Lazos de Sangre' ha sido una de las más emotivas. Por un lado, Antonia Dell'Atte se ha atrevido dar un valioso consejo a Ana Obregón tras la muerte, el pasado 13 de mayo, de su hijo Aless: "Se puede encontrar la paz en la muerte. Ana necesita una ayuda espiritual, y si ella la quiere estoy dispuesta a dársela. Siempre he defendido el bien, sé muy bien distinguir el mal del bien"... YÁgatha Ruiz de la Prada se ha mostrado muy afectada al recordar a Carlos García Calvo.

Artículo relacionado

El pasado martes de 28 julio el periodista, especializado en moda, fallecía en su domicilio de Madrid por causas que todavía se desconocen y es que, al parecer, su entorno laboral desconocía que padeciera alguna enfermedad. La diseñadora, tras enterarse de la nefasta noticia, se ha emocionado al recordar el gran vínculo que le unía a Carlos.

"Hemos sido amigos durante 40 años", le ha confesado a Boris Izaguirre, presentador del espacio. Además, la ex de Pedro J. Ramírez se ha conmovido al rememorar todas las pérdidas que se han vivido durante los últimos meses: "Cuántas cosas han pasado este año. Lo del hijo de Ana Obregón fue algo tremendo".

Artículo relacionado

Este período de crisis sanitaria que está viviendo el país ha afectado y mucho a Ágatha. Tanto es así que no ha dudado en confesar uno de sus grandes temores: "Después del confinamiento siento que todo me está afectando más".

Pero si hay algo que a la empresaria parece irle a las mil maravillas es su relación con Luis Gasset. La pareja se ha dejado ver por las calles de la capital de lo más acaremalados en incluso Ruiz no ha dudado en desvelar la extraña forma en la que se enamoraron: Luis no dio señales de vida durante un día porque había estado en el hospital y no pudo ponerse en contacto con ella. Ágatha, por su parte, pensaba que ya no había nada entre ellos al no recibir noticias suyas.