Famosos

Alberto de Mónaco

Biografía de Alberto de Mónaco

Alberto de Mónaco

El príncipe esperado

Cuando el 1 de julio de 2011, Su Alteza Serenísima Alberto II Príncipe de Mónaco, entonces de 53 años, y la ex nadadora sudafricana Charlene Wittstock, de 32,  se dieron mutuamente en sí ante Dios y los hombres en el Salón del Trono del Palacio Grimaldi,  los monegascos respiraron hondo, aliviados.

Los habitantes del pequeño principado llevaban años esperando aquel matrimonio, mejor dicho,  esperaban “el matrimonio” del príncipe Alberto, lo de menos ya era con quién.  El ‘soltero de oro’ de la realeza europea pasaba de los cincuenta y se resistía a renunciar a su soltería. Y aunque él declaró en diversas ocasiones que “según la constitución monegasca se puede reinar sin estar casado”, el pueblo de Mónaco estaba inquieto por  la cuestión sucesoria y por los ambiguos rumores que tan prolongada soltería provocaban pese a la cantidad de amoríos que la prensa le había atribuido al Príncipe quien, irónicamente, declaró “me han adjudicado 130 novias, evidentemente es imposible”.

Una infancia de príncipe

Segundo hijo de Rainero III de Mónaco (1923-2005) y de la actriz Grace Kelly (1928-1982),  nació el 14 de marzo de 1958, entre sus dos hermanas, Carolina (1957) y Estefanía (1969). El hecho de que fuera varón provocó un sinfín de festejos en el principado y Rainero le regaló a su esposa miles de orquídeas y un collar de perlas Cartier. En su infancia estuvo especialmente unido a su madre, quizá debido a que ella se ocupó personalmente del tratamiento médico a que sometieron al príncipe niño que era algo tartamudo, afección que superó con éxito y que no le impidió llevar una vida escolar normal . Terminó los estudios secundarios en el colegio Alberto I de Mónaco con una calificación de “Bastante bien”, destacando en cambio en los deportes.

Sus años de estudiante y deportista

Tras estudiar cuatro años en la Universidad de Amherst, en Massachussets, donde se graduó en Ciencias Políticas, prosiguió su formación con un curso de economía financiera  en el banco Morgan Guaranty Trust, en Nueva York, y en París.  En sus años jóvenes, mientras sus guapísimas hermanas, Carolina y Estefanía, eran personajes habituales de las revistas, Alberto aparecía aún en segundo plano. Era un joven guapo, rubio, miope como su madre, elegante (su sastre es Louis Sciolla) y apasionado por el deporte: a temporadas llegaría a practicar 15 disciplinas a nivel competitivo,  entre otras, fútbol, tenis, judo, natación, windsurf, golf y, sobre todo, bobsleigh,  deporte en el que representó a su país en las Olimpiadas de Invierno de 1988, 1992, 1994, 1998  y 2002. 

Los romances del príncipe Alberto

Pero, antes, a principios de los años 80, también él, como sus hermanas, empezó a ser noticia de la prensa a raíz de sus romances. De hecho, se le relacionó con un sinfín de mujeres, eso sí, de mujeres que cuentan entre las más bellas del mundo, como las modelos Brooke  Shields, Claudia Schiffer o Tasha de Vasconcelos, la actriz francesa Catherine Alric  y una larga lista de nombres hasta, como él mismo ha ironizado,  los de las “130 novias” que le han atribuido. De natural pacífico y más bien tímido, perdió los estribos en más de una ocasión querellándose contra aquellas revistas que le atribuían paternidades por doquier. No obstante, alguna de ellas llevaba razón, ya que, antes de casarse y detalle muy importante para él, una vez muerto su padre, Alberto de Mónaco reconoció a dos hijos: un varón , Alexandre Eric Sthepane (2002), fruto de su relación con la azafata togolesa Nicole Coste, y una niña, Jazmín Grace Grimaldi (1997), que tuvo con una ex camarera casada norteamericana llamada Tamara Jean Rotolo. No tendrán derechos sucesorios,  es decir, no podrán ocupar el trono de Mónaco, pero, a cambio, el principado se ocupa de financiar sus vidas y educación.

Alberto II de Mónaco

Desde que subió al trono, en 2005, a la muerte de su padre Rainero III, Alberto de Mónaco se propuso cambiar la política de su antecesor,  quien había convertido Mónaco en un lugar eminentemente turístico a base de conceder determinadas facilidades para la construcción de mansiones para millonarios. Alberto se empeñó en limpiar el principado de la fama que tenía de paraíso fiscal, apostó por la ecología y por las manifestaciones sociales,  artísticas y culturales ligadas con movimientos solidarios. Católico practicante, asiste cada domingo a misa en la capilla del palacio. Desde que subió al trono, los monegascos se manifestaban satisfechos con ese monarca abierto, liberal, que aceptaba el trato de monseñor por obligación pero que prohibía que le dispensaran reverencias,  amante de sus hermanas, devoto de la memoria de su madre Grace Kelly (le llamaba “Albie”), cuyas películas ha visto infinidad de veces y sabe de memoria, moderno (debutó como actor en “One man’s hero”, de su amigo el productor Bill McDonall) , cosmopolita,  y no exento de sentido del humor ya que, harto de que le robaran los bolígrafos y los encendedores,  hizo grabar en ellos; “robado a Alberto Grimaldi”. 

Los monegascos estaban satisfechos con su Príncipe, sí, excepto en un aspecto: su soltería, sombra que empezó a diluirse en julio del 2000 cuando la nadadora Charlene Witstock ganó una medalla de oro en Los Campeonatos de Natación Mare Nostrum, en Mónaco y él le mandó un ramo de flores, pero no empezaron a verse asiduamente hasta 2006.  Empezó entonces una sucesión de comunicados de noviazgo entre ambos, de rupturas, de reanudación de l compromiso, etc que tuvo a los monegascos en vilo hasta junio de 2010 en que se anunció el compromiso oficial, mejor dicho, hasta el 1 de julio de 2011, día de la boda civil, pues hasta aquella jornada los rumores seguían poniendo en duda que el matrimonio se llevara a cabo.

Tras la boda, pronto comenzaron los reclamos para que el soberano tuviera descendencia. Charlene, una princesa de mirada triste, no lograba quedarse embarazada hasta que, en 2014, el palacio real monegasco anunció que la princesa iba a ser madre. Semanas después, se supo que Charlene esperaba gemelos, lo cual planteaba un pequeño problema a la hora de decidir cuál de los dos recién nacidos sería considerado el heredero.

Curiosidades

Fecha de nacimiento
14/03/1958
Pareja
Charlene Wittstock
Horóscopo
Piscis
Exparejas
Nicole Coste, Tasha de Vasconcelos, Tamara Rotolo

Artículos relacionados

Las noticias de Alberto de Mónaco