Vidas propias

"Pepi Valladares es una mala que me hace mucha gracia. Me gusta porque cuenta historias muy domésticas"

Isabel Pantoja Dulce Delapiedra
Pepi Valladares

14 de mayo de 2016, 10:48

El nombre no guarda relación con su poseedora. Dulce no es dulce sino áspera, aguerrida, un poco tosca. Me recuerda a la magistral Glenn Glose haciendo de Férula en 'La casa de los espíritus'. A simple vista no tiene pinta de ser esa cariñosa nanny que desearíamos para nuestro hijo pero también es verdad que cuando alguien tan cardo como ella te dedica una muestra de sensibilidad te piensas que te acaban de regalar un pedacito de cielo. Entiendo que durante muchos años Dulce haya vivido feliz al abrigo de los Pantoja. Pero deduzco también que desde hace algún tiempo está hasta el moño de ellos y por eso se le ha quedado esa mirada de búho: porque lleva mucho tiempo asimilando información para luego despacharla en los platós por entregas. Enterrada la Dulce dulce, la nueva Dulce se va a convertir tras su paso por 'Supervivientes 2016' en otro azote más para los habitantes de Cantora. Como lo fue en su día Pepi Valladares, que es una mala que me hace mucha gracia. Me gusta porque cuenta historias muy domésticas, cotilleos de guardarropía, intimidades fatuas. Pero hasta ella tiene un límite. El viernes pasado, durante una publicidad del 'Deluxe', intentamos Kiko Hernández y yo sonsacarle detalles de una relación sentimental que había tenido la Pantoja y Pepi nos miraba apurada y sólo atinaba a decir: “Mirad, lo siento, pero es que eso no me sale contarlo”. Para que luego hablen de mi Pepi. Incluso ella tiene sus códigos.

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...