Un enlace en la playa de lo más bohemio

Todos los detalles de la boda paradisiaca de Johnny Depp y Amber Heard

¿Y tú qué opinas?

johnny depp amber heard

11 de febrero de 2015, 11:00

Por CONCHI ÁLVAREZ DE CIENFUEGOS

 

La boda de Johnny Depp y Amber Heard no fue sólo una sencilla ceremonia celebrada el día 3 de febrero en la casa de Los Ángeles del actor. No. Como bien adelantamos, esto tan sólo formalizó su unión, pero la verdadera fiesta tuvo lugar 4 días después en la isla privada de las Bahamas del de ‘Piratas del Caribe’.

 

Calificada de “paraíso tropical” por todo aquel que ha visitado Little Hall’s Pond Cay, la isla es una preciosidad de terreno a la que el actor acude siempre que quiere aislarse de la gente (lo cual es bastante habitual) o descansar de las temporadas de rodaje.

 

La boda, celebrada plenamente en la playa, no requería ninguna etiqueta estricta. Los invitados podían ir descalzos si así lo querían, o se podían dejar los encorsetamientos de corbatas y pajaritas bien guardadas en la maleta. En el paraíso de Johnny tan sólo importa una cosa: estar cómodos.

 

Se instaló una pequeña carpa en la playa en donde los novios volvieron a leer sus votos de boda en los que se juraban amor eterno. Frente a ellos, los invitados, situados en sillas de madera adornadas con flores tropicales, las mismas que se enroscaban en los postes de la carpa y que otorgaban ese estilo tan romántico que tanto les gusta a esta pareja.

 

El novio vistió pantalón oscuro, camisa blanca y blazer blanca. Los accesorios del traje también iban en negro (pajarita, pañuelo…), salvo los zapatos que eran color claro. Amber, por su parte, lució un vestido fluido hecho en gasa, con manga larga y muy bohemio.

 

Tras la ceremonia, llegó el turno de la comida. Algunos chefs privados cocinaban deliciosos platos al instante, para que los invitados degustaran las exquisiteces que Depp y Heard habían planeado para sus amigos y familiares.

 

Como detalle que sólo se les podía haber ocurrido a ellos: los novios llegaron en hidroavión. Ni en bicicleta como los ‘hipsters’ de Solange Knowles, ni en el tradicional coche antiguo de parejas más clásicas como Fran Rivera o Lourdes Montes. Ellos tenían que poner su granito de arena para diferenciarse de todas las anteriores parejas de novios.

 

Más Sobre...