Sigue sin aclararse su futuro

Nueva 'tortura china' para Terelu y Lydia en 'Sálvame'

"Estoy hecha mierda", decía Lydia Lozano al volver al programa donde vivió este miércoles sus horas más tensas

Terelu Campos Lydia Lozano
1 / 11

1 / 11

Salvame 7. La pesadilla no se acaba

2 / 11

Salvame 3. Reunión tensa

3 / 11

Salvame 6. Cuestionadas

4 / 11

Salvame 2. Consternada

5 / 11

Salvame 5. Terelu, tocada

6 / 11

Slalvame 3. Afea al programa

7 / 11

Salvame. Compañeros, críticos

8 / 11

Salvame 2. Contrariada

9 / 11

Salvame 4. "No es una guardería"

10 / 11

Salvame 1. ¿Terapia televisiva?

Más Sobre...

Televisión Sálvame Telecinco

26 de octubre de 2017, 18:51

Aún con resaca de la dramática y humillante situación vivida en el plató de 'Sálvame' este pasado miércoles, Terelu Campos y Lydia Lozano volvían a ponerse delante del cañón. Se había quedado en el aire el desarrollo de la reunión de urgencia que tuvieron con David Valldeperas, su director, y que duró hasta las 21h. Pero lo único que han transmitido de ese tenso encuentro es que "lo primero que se nos manifiesta es el malestar porque se haya filtrado esa información. Jamás había visto así de enfadado a mi director".

Más calmadas, ambas colaboradoras, cuyo futuro está en entredicho, han tenido que someterse al análisis de sus compañeros. Desde ayer, sabemos por una información publicada por El Español que 'Sálvame' se estaría planteando prescindir de ellas. Nuevas informaciones señalan que hay otros compañeros cuya continuidad está en el aire, como Jesús Manuel y Rafa Mora.

Un detalle que no ha consolado ni a Terelu ni a Lydia que reconocía estar "hecha una mierda". "Saber que había más gente en la lista no me consoló mucho, porque ellos son compañeros míos también", afirmaba la hija mayor de María Teresa Campos, coincidiendo en opinión con su compañera. "En ese momento eran dos cabezas las que había allí sentadas", añadía dramatismo Lozano.

Relacionado con esta noticia

Las mechas rubias más famosas de Telecinco estaba aún consternada. Le costaba creerse que esa situación se hubiera dado realmente y de esa forma. "En este programa nos han hecho de todo, pero ayer fue un programa entero", le decía a Kiko, "y me da igual lo que digan. No cabe en mi cabeza que esto se pueda hacer. Que se hiciera todo tal y como se hizo".

Tan impactada como Lydia, la hermana de Carmen Borrego hablaba de su estado anímico en ese momento con una pregunta: "¿Cómo estarías tú, Carlota, si vienes a tu puesto de trabajo y te encuentras lo que nosotras nos encontramos ayer?". Y sostenía que "no dieron lugar a la consideración".

Unidas por ser las protagonistas de una pesadilla televisada, las colaboradoras divergían en el momento en el que había llegado la reunión con la cúpula. Para Terelu fue positiva, porque "cuando uno habla siempre sirve para algo, lo malo es la incertidumbre. Es peligroso. Hablar y exponer las necesidades que tiene el programa y nosotras hacia el programa y decir donde nos sentimos más cómodas... Eso fue positivo". La hermana de Carmen Borrego se sintió cómoda durante un encuentro en el que la vimos haciendo aspavientos. Terelu se quejó de no haber tenido "capacidad de reacción", pues se enteró de la noticia "dos minutos antes del directo".

"Como pasa siempre en una reunión, hay gente que te apoya y da la cara por ti, y otros te cuestionan y lo verbalizan", matizaba Campos, "y en ese sentido, te da una preocupación, porque van con un material para sostener esa postura".

Lydia, contrariada, no vio nada positivo de lo que pasó este miércoles con sus jefes. Para ella, la reunión llegaba tarde y no les perdona que no le dieran "un toque" para que se pusiera las pilas antes de tomar la decisión de echarla. "Si quieren que me quede en el programa, esa reunión se tendría que haber producido antes. La palabra "prescindir" la tengo grabada", comentaba. Entonces, Kiko Hernández le recriminaba duramente su actitud acomodaticia: "Es que igual no te tienen que decir o dar un toque, porque ya viene implícito, ya sabemos a lo que venimos. No es una guardería". Laura Fa remataba y cuestionaba cómo no se había dado cuenta de las 'señales': "Te habían quitado días y eso ya es un indicativo de algo...".

El motivo por el que ha estado a punto de romperse Terelu ha sido un vídeo donde el equipo ponía de relieve el bajo rendimiento que había tenido últimamente y lo apoyaba en la opinión de varios críticos televisivos cuya conclusión es que sin conflicto personal o familiar, Terelu desaparecía. "Cuando crees que lo has visto todo, la vida te sorprende", decía con ojos vidriosos. Sus compañeros le recriminaban entonces que no explotara y siguiera hablando con tanto cuidado de una situación que, evidentemente, la estaba superando. "No quiero exponerlo aquí, públicamente, porque si lo digo me voy", decía enviándole lo que realmente pensaba a Mila, pero por mensaje. "Pone el freno de mano", le dice Laura Fa.

Lydia explotaba porque el vídeo sobre su devenir en el programa quedaba pospuesto: "Si ponen un vídeo para ver cómo trabajo de mal, ¿por qué no me echan ya? Es que no entiendo nada. ¿Qué es? ¿Una terapia televisiva?".

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...