Visitaron a don Juan Carlos

La imagen más esperada: doña Sofía, con sus nietas Leonor y Sofía

Los Reyes, la reina emérita, la princesa Leonor y la infanta Sofía llegaron en el miso coche

Rey Felipe de Borbón y Grecia Reina Letizia Rey Juan Carlos de Borbón Reina Sofía Princesa Leonor Infanta Sofía
1 / 9

1 / 9

Los Reyes, con sus hijas y la reina emérita. La imagen más esperada

2 / 9

Sofía acaricia a Leonor

3 / 9

Los reyes, sus hijas y doña Sofía. Los Reyes, sus hijas y doña Sofía

4 / 9

Letizia, Sofía y las niñas

5 / 9

Letizia la reina Sofía y sus nietas. De la mano de sus nietas

6 / 9

Los Reyes y sus hijas. La reina Sofía se quedó a comer

7 / 9

El Rey Felipe habla con los periodistas. "Todo bien, gracias"

8 / 9

Giovanna, la reportera de Socialité. Giovanna, la reportera de 'Socialité'

Más Sobre...

Casa Real Española Famosos en el hospital Polémicas de famosos

8 de abril de 2018, 15:02 | Actualizado a

Una semana después del polémico desencuentro entre las dos reinas, Letizia y Sofía, a la salida de la misa de Pascua en la catedral de Palma, se ha producido a las puertas del Hospital Universitario Sanitas de La Moraleja la imagen más esperada del día, de la semana y, casi casi, del año. Doña Sofía, cogida de las manos de sus dos nietas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, llegaban al centro sanitario para visitar al rey Juan Carlos, que el día anterior había sido intervenido de la rodilla derecha.

Relacionado con esta noticia

Si en el día de ayer, la puesta en escena fue la aparición de la reina Letizia y la reina emérita Sofía, juntas y departiendo de modo cordial, la imagen de hoy ha sido la guinda a una semana de especulaciones y comentarios en los que, incluso, se ha llegado a hablar de divorcio en la familia real. Y no un divorcio figurado –como sería el distanciamiento entre nuera y suegra–, sino un divorcio real, nunca mejor dicho.

El desencuentro de Palma causó una de las más graves crisis en la monarquía que se recuerdan. Y la sociedad dividida en dos, quienes apoyaban a la reina emérita, que siempre gozó de una gran popularidad, y quienes se ponían de lado de la reina Letizia, que ha tratado desde el primer día de modernizar una institución anclada en siglos pasados.

Sea como fuere, la familia real ofreció hoy una imagen de unidad muy lejos de la que dieron siete días atrás. Doña Sofía se quedó a comer con el rey emérito Juan Carlos, de modo que los Reyes y sus hijas se volvieron al palacio de la Zarzuela.

Al margen de la polémica entre reinas, el rey Felipe informó a los periodistas apostados a la puerta del hospital que su padre "está mucho mejor y ya ha sido trasladado a planta". Don Juan Carlos fue operado para sustituirle una prótesis en la rodilla derecha que le fue colocada hace siete años, con lo que una vez realizada la rehabilitación podrá moverse con mayor facilidad y estabilidad.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?