La colaboradora, en estado de shock

Belén Esteban: "Deseo de corazón que Toño se ponga bien"

Belén Esteban en 'Deluxe'

Más Sobre...

Sálvame Deluxe La ruptura de Belén y Toño

4 de diciembre de 2015, 23:11

La noticia del ingreso hospitalario de Toño Sanchís, quien se habría visto desbordado por la situación que ha explotado esta semana -Belén Esteban le acusa de haberle estafado más de un millón de euros-, ha dejado en estado de shock a la colaboradora televisiva, que se siente culpable del actual estado del que fuera su representante durante casi nueve años.

Relacionado con esta noticia

Belén Esteban afirmó sentirse fatal por todo lo sucedido. "Nunca lo habia visto mostrar síntomas de debilidad.Lo único que puedo decir que, ante todo, se ponga bien. Lo deseo de corazón. Creo que su familia no se merece esto. Y yo tampoco".

Belén Esteban, de Toño Sanchís: "Siento pena y me gustaría saber si ha sido por mí"
Al saber lo ocurrido con Toño Sanchís, Belén Esteban no ha podido evitar perder los nervios y comenzar a llorar. "Imagina cómo me siento, ¿qué hago? No he hecho nada malo. Es que es muy fuerte lo que ha hecho y no sé qué hacer", le ha explicado la colaboradora a Jorge Javier. "Más que en él pienso en sus hijos, en sus padres… Cuando me he enterado me he vuelto loca", ha añadido.

"Ya no voy a hablar más. Si esto ha sido una llamada de atención, yo voy a ir por otro camino", decía Belén. "Estoy bloqueada".

Jorge Javier explicó que estaba previsto otro programa, pero la dramática noticia ha cambiado el contenido. "Quiero decir que Belén ha venido aquí como colaboradora. Esto no es un 'belenazo'", aclaró. "Yo creo que Toño ha hecho esto para intentar mitigar todo lo que ha hecho. Es un signo de culpabilidad. Él, que controla este negocio, tenía que haber salido el mismo martes a dar la cara y a rebatir las cosas que se estaban diciendo".

Belén quería irse a casa. "He hablado con un amigo común y me ha dicho que Lorena, su mujer, está fatal. He hablado con Miguel y me ha dicho que no me tengo que sentir culpable".

Tras conocerse que el estado de Toño Sanchís no corría peligro, Belén afirmó: "Estoy más tranquila, pero muy triste. Yo esto lo arreglaré, pero no en la tele. Lógicamente, no voy a quedarme con los brazos cruzados. Yo enseñaré los papeles a quien se los tenga que enseñar. A mí me encantaría que Toño viniera aquí, pero si lo que va a decir es lo que ha dicho esta mañana a los medios de comunicación... pues no", dijo Belén.

Toño Sanchís había declarado por la mañana que estaba muy dolido, que estaba sufriendo un linchamiento y que había llorado por no poder haber hablado con Belén para explicarse.

Jimmy, en plató, comentó que habia hablado con Toño y que le había dado un mensaje para Belén. "Dile que Belén que toda la culpa es mía y que nos hemos de sentar a hablar para arreglarlo", le dijo a Jimmy. Kiko Matamoros lo desmintió: "Parece que, según con quién hablara decía una cosa u otra. Él no se hacía culpable de nada, que la situación con Belén era reconducible y que todo se iba a arreglar. Incluso decía que estaba mal pagado y que todos sus males eran por culpa de Belén".

Belén cambió de actitud al ver las declaraciones de Toño diciendo que no quería hablar de las familias. "Oír a María de Mora que él le había contado que me guardaba el dinero porque mi familia metía mano... Mi madre no sabe ni lo que gano en televisión y yo de su familia no he dicho nada. Solo que su mujer es la dueña de la empresa, pero eso no es malo".

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...