Toda la atención recae sobre él

El amuleto de la suerte de Paula Echevarría del que no se separa

Desde hace semanas se ha convertido en un accesorio más que la acompaña a todos lados, pero tiene un significado de lo más profundo

Paula Echevarría Miguel Torres
paula echevarria

13 de marzo de 2018, 17:32 | Actualizado a

Desde que su romance con Miguel Torres se hizo público, las fotografías de Paula Echevarría conduciendo su coche, bien para reunirse con él bien volver de una cita, son constantes. En todas ellas, además del rostro serio de Paula, molesta por haber sido descubierta una vez más por la prensa, tiene gran protagonismo un objeto que cuelga del retrovisor del coche. Acompañando el clásico ambientador de vehículos, un atrapasueños que se ha convertido en su amuleto para este 2018 que está trayéndole solo cosas buenas.

Relacionado con esta noticia

Este instrumento de origen nativo americano, que parece atraer las buenas vibraciones, es un símbolo que antes no solía emplear la actriz. Ha sido de un tiempo a esta parte, desde comienzos del año finales del anterior, cuando le hemos visto adquirir protagonismo en su día a día convirtiéndose en una pieza fundamental en sus salidas a carretera.

Ella, que es una prescriptora de moda, puede que, en este punto de su vida, esté volviéndose un poco más mística, y quién sabe si también terminará imponiendo tendencia en estos menesteres. Muy capaz la creemos. Si Kim Kardashian con el lanzamiento de sus últimas fragancias, cuyos envases recuerdan a los cristales de cuarzo, ha disparado las ventas de estos minerales y ha provocado una absoluta locura en torno a las amatistas, critrinas y demás, qué no conseguirán Paula y sus atrapasueños.

paula echevarria atrapasueños

Pero adentrémonos un poco más en su significado, para saber si conviene que nos lancemos corriendo comprar uno o mejor nos reservamos las ganas. Estas piezas que constan de un aro, normalmente de madera o metal, en el que se entrelazan unos hilos fabricando una red, y unos flecos de los que cuelgan plumas, son una representación de la protección. Los indios creían que la red tejida capturaría las malas energías, las pesadillas, librándonos de todas ellas y funcionando a modo de un ‘escudo’ que absorbe lo nocivo; lo bueno, en cambio, desciende por los flecos y las plumas se encargan de hacérnoslos llegar a modo de suave caricia.

¿Habrá alguna vinculación entre este objeto de protección chamánica y el fabuloso momento que vive Paula? Por si acaso, nosotros vamos comprándonos uno para cada habitación de la casa.

Conchi Álvarez de Cienfuegos

@conchiacl

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?