¡Rocío Carrasco está de vuelta! 35 días después de conceder su última entrevista tras el episodio final de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva', la hija de Rocío Jurado ha cumplido uno de sus sueños que no es otro que retomar su carrera profesional en televisión. Visiblemente nerviosa, Rocío reaparecía en el plató de 'Sálvame' completamente sola y con un look que no ha dejado indiferente a nadie.

Después de la revolución del traje fucsia que se ha convertido en su sello de identidad e incluso se ha colocado como un emblema feminista y el mono azul klein de su primera entrevista en televisión en plena vorágine, Rocío Carrasco se ha estrenado, contra todo pronóstico, con un mono amarillo. Como lo lees, la nueva colaboradora de 'Sálvame' no le teme a nada y ha elegido el color de la 'mala suerte' para su debut en el programa presentado por Jorge Javier Vázquez. Un tono vibrante con el que no ha pasado desapercibida.

Artículo recomendado

¿Qué pensaba Mila Ximénez de Antonio David? Jorge Javier cuenta toda la verdad

¿Qué pensaba Mila Ximénez de Antonio David? Jorge Javier cuenta toda la verdad

Rocío Carrasco estaba sencillamente sensacional con un mono de manga francesa con un favorecedor escote en V que resaltaba su piel bronceada y remarcaba su cintura con un original cinturón negro de doble hebilla a juego con sus zapatos. La comunicadora ha encontrado en los colores flúor ese camino al éxito y parece que no está dispuesta a dejarlo atrás.

Rocío Carrasco

Rocío Carrasco se estrena en 'Sálvame' de amarillo

Mediaset

Esta elección estilística ha impactado a sus nuevos compañeros que lo han recibido como una auténtica declaración de intenciones por parte de la hija de Rocío Jurado. "Vengo contenta por tener ganas de venir", confesaba Rocío a Jorge Javier que ha vivido años con temor a aparecer en los medios. Ahora, más segura de sí misma que nunca y es que su presencia en 'Sálvame' promete dar mucho qué hablar.