Estas semanas nuestra casa se convertirá en un centro de belleza perfecto para empezar todas esas rutinas faciales que siempre dejamos para los fin de semanas, y para preparar todo nuestro cuerpo para las altas temperaturas que no están esperando ahí fuera. Y es que, es igual de importante hidratar y prestar atención a esas áreas de nuestras extremidades que a veces se nos olvidan, como nuestros pies. Esta parte del cuerpo queda olvidada durante el invierno, y la época estival nos obliga a volver a tenerla en cuenta para poder mostrarlo con el calzado abierto, como las sandalias. Para que presenten un aspecto cuidado y bonito, es necesario tener en cuenta la pedicura, pero también saber qué trucos son esenciales para cuidarlos.

Artículo relacionado

Por eso, para que sea más económico y para que puedas aprovechar estas semanas en casa te proponemos cuatro opciones caseras y económicas que puedes hacer con ingredientes que ya tienes en tu despensa.

Azúcar Moreno y Aceite de Oliva

Esta mezcla súper sencilla te ayudará a eliminar asperezas a la vez que hidratas la piel. ¿Qué necesitas? Una taza de azúcar moreno, dos cucharadas de aceite de oliva, dos cucharadas de bicarbonato y dos cucharadas de miel y ¡listo!

Café y Aceite de Oliva

El café y su alto contenido antioxidante son los protagonistas de esta mezcla. Protege tu piel, evita su envejecimiento prematuro y elimina las células muertas. ¿Qué necesitas? Dos cucharadas de restos de café y una cucharada de aceite de oliva y voilá. Aplícalo con un suave masaje y deja actuar 15 min.

Manzanilla

Si lo que te preocupan son los callos este truco es súper sencillo y fácil para acabar con esa sensación de malestar. Esta hierba aromática además de ser un producto perfecto para el estómago, también lo es para los pies, ya que suaviza la zona. ¿Qué necesitas? Cuatro cucharadas de manzanilla, y un litro de agua para hacer la infusión. Esta mezcla se echará en un recipiente grande donde se introducirán los pies cuando esté el líquido caliente.

Harina, Miel y Vinagre

Esta mezcla es perfecta para sanar los pies agrietados, suavizar la piel muerta y exfoliarla después. ¿Qué necesitas? Tres cucharadas de harina de arroz, una cucharada de miel, y 2 o 3 gotas de vinagre de manzana. La mezcla será una pasta gruesa con la que frotarás tus pies después de empaparlos en agua tibia alrededor de 10 minutos