Con el paso del tiempo nuestra piel y cabello empiezan a cambiar por completo. Somos conscientes de la pérdida de firmeza y la aparición de arrugas cuando hablamos de esta primera parte, pero no tanto cuando nos referimos a temas capilares. Además de las canas, el cabello empieza a volverse más áspero y seco, perdiendo su volumen y brillo y mostrándose más frágil. Esto acaba derivando en el factor más importante para la mayoría, la caída y la pérdida de grosor.

Artículo relacionado

Las causas de todo esto, son múltiples. Empezando por los cambios hormonales como la menopausia, y el estrés al que estamos sometidos a diario, y terminando por nuestro modo de vida que nos lleva a una excesiva exposición al sol, y las diferentes agresiones químicas de los tintes.

Por eso, y para intentar mejor la salud del cabello, y retrasar ese envejecimiento capilar, te traemos 6 consejos clave de la mano de José Miguel Gallardo, director de TEA CUT.

  • Aliméntate para rejuvenecer

Somos lo que comemos y esto es cada vez es más evidente. Aparte de nutrirte, hay una serie de alimentos que benefician especialmente a tu cabello. Por ejemplo, los alimentos verdes aportan vitaminas A y C que ayudan a mantener el cabello hidratado, las legumbres aportan hierro, zinc y biotina que fortalecen el cabello, y la vitamina C de las naranjas o de los kiwis son las que facilitan la producción del colágeno fundamental.

  • Desintoxica

Los residuos que acumulamos en el organismo y en el cabello, son altamente perjudiciales y acentúan el envejecimiento. Igual que te sometes a un tratamiento de desintoxicación para tu cuerpo, el cabello y el cuero cabelludo deben ser limpiados de impurezas.

  • Cuidado capilar

Tras la desintoxicación es fundamental que seamos cuidadosos con lo que depositamos en nuestro cabello. Huye de sustancias altamente químicas y apuesta por lo natural.
El cloro y la sal también pueden causar estragos. Busca una línea sun care que no contenga tóxicos y purifique tu cabello.

  • Apuesta por las tinturas naturales

Prueba los llamados 'barros', tinturas compuestas únicamente por plantas pulverizadas y mezcladas con agua o zumos naturales. Cubren la cana al 100%, son más duraderos y ayudan a recuperar el cabello que teníamos antes de empezar a usar químicos.

  • Nutre

Debido al proceso natural de envejecimiento del cuero cabelludo, necesitamos aportarle nutrición extra.
Podemos hacerlo por dos vías, interna y externa, donde los productos naturales serán tu mejor aliado para ello.

  • Corta

Este es uno de los consejos más repetidos, y de los menos seguidos por la mayoría. Un buen corte no solo te va a ayudar a eliminar puntas dañadas y a corregir remolinos, sino que conseguirá que el cabello se vea mucho más ano y cuidado a diario, evitando que empiece a cortarse y caerse.