A Toñi Moreno se le está haciendo cuesta arriba el confinamiento, ella misma ha sido la que lo ha desvelado en varias ocasiones... Pero una videollamada con Nagore Robles le ha servido para recargar fuerzas, es el chute de energía que más necesitaba para seguir afrontando el encierro.

Ambas son compañeras de trabajo en 'Mujeres y hombres y viceversa' y grandes amigas fuera de la pantalla. Tanta es su conexión, que han compartido un ratito de confidencias y la presentadora no ha dudado en echarle un buen piropazo. ¡Y merecido!

Artículo relacionado

“Cuando salgo de casa para ir a los debates de ‘Tierra de nadie’ voy con miedo. Todos tenemos mucho cuidado y somos responsables", le ha contado Nagore a Toñi.

La andaluza se ha sincerado, también, y le ha revelado que lo que más le está costando es mantener la alimentación. Además, no ha podido evitar decirle lo mucho que le echa de menos: “Nagore, tú eres es muy responsable. Cuando empezó todo y no éramos tan conscientes de la gravedad, nos decías que nos laváramos las manos. Mi vida confinada con un bebé y sola no se la deseo a nadie. Estoy como loca por volver a ‘MYHYV’ para reírnos tanto como nos reímos cada día. Me lo paso muy bien contigo trabajando y ojalá que este verano los paparazzi nos pillen en la playa. Te quiero mucho”.

nagore robles y toñi moreno

Nagore, con una sonrisa de agradecimiento, le ha dado unos cuantos consejos para que no se venga abajo y coma de manera saludable: "Una copita de vino o una cerveza en un momento dado no pasa nada. Nosotros tenemos 21 ingestas a la semana. Si de una (desayuno, comida y cena) te das un capricho, no pasa nada... Pero si te metes 11 caprichos entonces la cosa cambia". Los alimentos que Nagore le ha recomendado son fruta, verdura y pescado, a lo que Toñi le ha respondido de forma irónica: "Qué alegría de vida".

Han compartido un montón de confidencias, son prácticamente uña y carne... Y con la llegada de Lola el pasado mes de enero aún más.

Mentalidad positiva

Toñi ha dejado aparcados los malos pensamientos a un lado y ha dejado constancia que está más animada y con más fuerza que nunca para sobrellevar lo que queda de cuarentena: “Estoy animada, con fuerza y la niña está sana. Yo me estoy tomando en serio lo de la alimentación, hago deporte todos los días, me encuentro mucho mejor. Están siendo unas semana duras, hay un desconocimiento total acerca del virus. En los momentos de bajón pienso que daría lo que fuera por coger a Lola y marcharme a Sanlúcar de Barrameda”.