¡'GH VIP 7' se está acercando a la final a pasos agigantados! Y Adara Molinero se ha mostrado más nerviosa que nunca durante una charla con Carlota Corredera, algo a lo que debería estar acostumbrada ya que no es la primera vez que se enfrenta a esa situación: "Tengo miedo porque ya somos las últimas y ahora sí que sí, está súper difícil quedarse. Veo la posibilidad de irme más cerca que nunca. Puede ser que me vaya ya", le ha confesado a la presentadora mientras ambas son conscientes del cambio tan grande que se ha producido en los porcentajes. La exazafata piensa que a estas alturas de concurso puede pasar cualquier cosa y ha revelado el primer plan que tiene en mente si se convierte en la expulsada número doce.

Artículo relacionado

"Si salgo esta semana lo primero que voy a hacer es ver a mi hijo, es lo que más me preocupa, luego a mis padres para que me pongan al día y me tranquilicen y, después, a mi pareja (Hugo Sierra). Me quedé muy tranquila cuando vi a mi padre, me sentí muy comprendida por él y sentí un alivio muy grande... Cómo me miraba, cómo me hablaba, que él estuviese tranquilo fue algo bueno. Por último, veré a Gianmarco, primero tengo que hablar con mi familia y arreglar muchas cosas", ha comentado.

La exconcursante de 'Gran Hermano 17' no ha dejado de pensar en su bebé ni un solo día y, siempre que ha podido, le ha dedicado los blogs con dedicatorias por sus 'cumplemeses'.

También, ha querido tenderle una mano a la mujer de Diego Matamoros después de todo lo que vivió durante el 'Límite 48 horas': "Estela está asimilando poco a poco todas las visitas que ha recibido. ¡Fue muy fuerte! Mucha información de golpe. Yo creo que se le ha dado mucha importancia a todo. Había visto mucha complicidad entre Kiko y ella, mucha química pero de amistad. No he pensado en ningún momento que Estela haya sentido algo por Kiko", ha desvelado.