Abril está a punto de llegar y Miguel Jr ya está pidiendo pista de aterrizaje. Paula Echevarría se enfrenta a sus últimos días de embarazo y no puede esperar más. ¡Quiere que el día del nacimiento de su primer hijo varón llegue ya! La influencer ya tiene todo preparado, la habitación del pequeño es una auténtica monada y Paula ha cuidado hasta el más mínimo detalle. La vida de Miguel Torres y la actriz va a dar un giro de 180º y la asturiana ha experimentado un cambio físico y personal muy grande. Echevarría se ha atrevido a bromear con su nueva imagen y ha tirado de ironía en redes sociales: "Ahora mismo se puede decir que tengo mucha cara. Hinchadita a más poder", aseguraba mostrando a todos sus seguidores su cara hinchada por la retención de líquidos y una muestra ferviente de que su hijo está a punto de venir al mundo. Pero, ¿cuánto peso ha ganado desde que destapó la noticia de su embarazo? Paula se ha sincerado y ha dado la cifra exacta.

Artículo recomendado

Paula Echevarría, nuevo 'baby shower' con el que sus amigas tiran la casa por la ventana

Paula Echevarría, nuevo 'baby shower' con el que sus amigas tiran la casa por la ventana

"Es lo que tiene plantarse 25 kilos en nueve meses, no hay relleno ni bótox que lo mejore", ha revelado Paula Echevarría a través de su perfil de Instagram.

La actriz ha ganado cuatro kilos más que en su primer embarazo. Con Daniella no superó los 21 y sus declaraciones a posteriori dejaron con la boca abierta a más de una persona: "Estaba tremenda, parecía que hubiese venido otra persona y me hubiera tragado. Engordé 21 kilos, retuvo todos los líquidos del mundo y estaba como un monstruo".

paula echevarría

Paula Echevarría a punto de dar a luz a su segundo hijo, Miguel Jr.

Gtres

Artículo recomendado

Paula Echevarría, en la piscina para paliar una de las incomodidades de su embarazo

Paula Echevarría, en la piscina para paliar una de las incomodidades de su embarazo

A pesar de todo, Paula Echevarría se ha cuidado a más no poder durante todo este tiempo y ha realizado rutinas deportivas con ejercicios de lo más variados. Además se ha preparado a fondo para que su suelo pélvico no sufra durante el parto. Eso sí, no se ha privado de ningún antojo.