¡Qué poquito queda para que Paula Echevarría le vea la carita a Miguel Junior! La actriz está en la recta final de su embarazo y tanto ella como Miguel Torres están deseando dar la bienvenida al nuevo miembro de la familia. La asturiana ha compartido con sus seguidores cada paso en su embarazo, y una de las cuestiones que siempre ha defendido es que durante una etapa como esta hay que cuidarse para estar lo mejor posible tanto en los nueve meses como en el momento del parto y el postparto. Pero inevitablemente, cuando se acerca el gran día los cambios en el cuerpo ya son más que notables y algunos son un tanto incómodos.

Artículo relacionado

Paula Echevarría ya tiene los tobillos bastante hinchados. Esto es algo habitual en la recta final de los embarazos y ahora mismo es una de las cosas que más incomoda a la actriz. Pero ella siempre se caracteriza por poner al mal tiempo buena cara y por poner solución a las molestias. Así que para paliar este malestar, no ha dudado en hacer uso de la piscina de su casa. La futura mamá ha compartido con sus seguidores cómo ha metido sus pies en el agua fría de la piscina para intentar que baje la hinchazón. “A ver si hoy no parece que tengo esguinces en los tobillos”, ha comentado Paula desde la piscina, en la que ha lucido un atuendo más deportivo y gafas de sol.

Paula Echevarría

Paula Echevarría pone remedio a sus tobillos hinchados.

Instagram @pau_eche

Paula Echevarría ha puesto sus pies a remojo después de cumplir con su sesión de ejercicio diaria. La actriz también ha compartido esta mañana unas imágenes en las que se le puede ver caminando en la cinta de correr. De esta forma se activa cada día mientras espera con ganas el momento en el que dará a luz por segunda vez.