Este verano ha sido especialmente duro para Anna Ferrer y Paz Padilla. La presentadora de ‘Sálvame’ se despedía para siempre el pasado 18 de julio de su marido, Antonio Juan Vidal, quien falleció a los 53 años víctima de un cáncer. Una dura pérdida ante la que madre e hija se han mostrado inseparables. La joven se ha convertido en el mayor apoyo de su progenitora, a quien, con el fin de las vacaciones, ha querido dedicar un precioso mensaje en su cuenta de Instagram.

Artículo relacionado

Anna ha aprovechado que el 21 de septiembre es el último día de verano para despedirse de la época estival con un mensaje muy emotivo en el que, al igual que su madre, intenta sacar el lado positivo a uno de los momentos más duros de su vida. “Este ha sido, probablemente, el verano más duros de nuestras vidas y, sin embargo, hemos podido pasar más tiempo juntas que nunca”, ha comenzado a escribir la joven en su cuenta de Instagram.

Creo que es el primer verano que no estamos más de una semana sin vernos, y eso, por otro lado, me ha hecho muy feliz. Hoy me apetecía recordarte que nosotras dos somos el mejor equipo y que siempre estaremos la una para la otra. A por todo lo que venga. Te quiero @paz_padilla”, ha concluido Ferrer junto a una preciosa fotografía en la que la presentadora de ‘Sálvame’ abraza con mucha ternura a su hija durante una jornada en alta más.

Artículo relacionado

Desde el último adiós a Antonio Juan Vidal en Zahara, Anna Ferrer y Paz Padilla decidieron instalarse en el pueblo gaditano, que tan solo abandonaron durante unos días para poner rumbo al norte junto a el novio de la joven, Iván. Aunque su hija volvió poco después a las redes, la presentadora se alejó de todo para regresar más fuerte este Septiembre. Unos meses en los que tan solo se han separado unos días, cuando Anna y su pareja decidieron visitar Ibiza.