Desirée Rodríguez se ha sentado en 'Déjate querer' y ha terminado confesándose con Toñi Moreno. La exsuperviviente ha revivido todo su paso por Honduras y también ha hablado de lo dura que ha sido su vida. Los episodios más duros que le ha tocado vivir a Desi ha sido con su propia familia, la biológica, porque en sus amigos y sobre todo en pareja, Luciano, ha encontrado todo el amor y el cariño del mundo. Ser una mujer transgénero le llevó a sufrir mucho siendo una niña y sus padres le dieron la espalda. Con horror, relató en el 'Deluxe' que llegó a sufrir abusos por uno de sus hermanos y que su madre incluso le apuñaló.

Artículo recomendado

Emma García comunica el motivo de la baja de Ana María Aldón y la razón por la que ha tocado fondo

Emma García comunica el motivo de la baja de Ana María Aldón y la razón por la que ha tocado fondo

El padre de Desi falleció y la actriz le acompañó hasta el último minuto dejando al margen todo el dolor vivido, pero de su madre no sabe ni quiere saber nada. Cuando Toñi Moreno le ha comentado que 'Déjate querer' es un programa de reencuentros y de solucionar conflictos y que su madre podría estar detrás de su sorpresa Desirée ha sido contundente: "Sí es ella me marcho".

Finalmente, era un amigo quien ha querido sorprenderle esta noche, y no su madre, pero Toñi Moreno ha querido saber por qué se levantaría y se marcharía del plató en caso de que su progenitora quisiera hacerle llegar un mensaje. Desi Rodríguez ha contado que son muchas las que ha tenido que vivir: "¿Sabes lo último que me dijo? Que yo ahora quiero a mi padre porque tengo cargo de conciencia. Cuando había pasado con él los últimos meses, su tratamiento de quimioterapia y todo".

Desirée Rodríguez

Desirée Rodríguez en el plató de 'Déjate querer'.

Telecinco

"En un futuro pero muy lejano muy lejano podría hablar con ella, pero ahora no. Pero por decisión de ella, ella se fue hace mucho tiempo, yo no me fui se fue ella", ha explicado la exsuperviviente.

No es la primera vez que Desi habla de la mala relación que todavía hoy mantiene con su madre. En 'Viernes Deluxe' conmocionó a todos con sus duras palabras del apuñalamiento de su madre: "Tenía entre 10 y 11 años. Tengo una cicatriz. Lo perdoné, porque yo era muy pequeña, vivía con ella, un error más... Pero son tantos errores que ya no. No está ni estaba bien. Cuando a ella le daba el brote o peleaba... Yo creo que es mala y que ha padecido siempre de los nervios", confesaba.