Dafne Fernández y su pareja, Mario Chavarría, son padres de dos preciosos hijos: un niño llamado Jon de dos años, y la pequeña de la casa, Álex, que llegó al mundo el pasado 9 de diciembre del 2020. La actriz y el fotógrafo ya tienen la parejita y se encuentran entusiasmados con la familia que han formado... Eso sí, han tomado una decisión muy importante, como también ha hecho Pilar Rubio al dar a luz a su cuarto hijo varón con Sergio Ramos: ¡se han plantado!

Artículo relacionado

Dafne Fernández y Mario Chavarría han decidido, de manera consensuada, que no van a tener más hijos después de pasar una noche toledana con Álex.

"Buenos días. No penséis que me acabo de levantar. He desayunado, he recogido pero me he vuelto un poco a la cama. Mario se ha quedado con Álex y con Jon porque esta noche Álex me ha despertado cada hora y media. Creo que está empezando la crisis de las cinco o seis semanas. Ahora está llorando y estoy... ¡Estoy muerta! Pero en fin, es que quería comentaros una cosa que me está ocurriendo hace unos días y es que estoy un poco melancólica", ha comenzado explicando Dafne Fernández a todos sus seguidores de Instagram.

"A ver os cuento. Mario y yo hemos decidido que no vamos a tener más hijos, no porque no queramos, sino porque no vamos a tener más hijos. O sea, tengo la sensación de que, por ejemplo, esta noche que lo he pasado fatal pero en el fondo no me importaba porque sé que esto va a pasar y nunca va a volver", ha continuado la exactriz de Un paso adelante después de la noche caótica que ha vivido por culpa de su bebé.

dafne fernández y mario chavarría

Dafne Fernández y Mario Chavarría de paseo por Madrid.

Gtres

Aunque, también, se ha mostrado algo triste porque la maternidad es algo muy especial para ella: "¿Sabéis lo que os digo? Es mi último bebé. Estoy un poco sensible con este tema", ha rematado.

Artículo relacionado

Muestra su cuerpo tras el parto

Dafne Fernández se ha sincerado con todos sus seguidores de redes sociales tras el parto y ha mostrado la verdadera realidad como su compañera de profesión, Sara Sálamo: "Mi cuerpo está alimentando de manera exclusiva a mi bebé, que crece sana y fuerte. Así que no me sentiré bella, pero me siento tremendamente poderosa", ha confesado dando un golpe sobre la mesa.