El 2020 ha sido el año más duro, pero Isabel II se ha tenido que enfrentar a numerosos varapalos familiares. El primero, la salida de la Corona Británica del príncipe Harry y Meghan Markle tras llevar a cabo el 'Megxit'. El hijo pequeño de Lady Di y su mujer decidieron dejar de formar parte de la realeza y muchos lo tacharon como una traición a su abuela. Más tarde, la reina se enfrentó a varias pérdidas: la de Vulcan, uno de los dos perros que le quedaban y, la más trágica,el fallecimiento de Lady Mary Colman, una de sus primas más queridas. A pesar de todo, Isabel se encuentra con más fuerzas que nunca para afrontar este 2021. Tanto, que ya tiene en mente cómo va a ser la celebración de su cumpleaños.

Artículo relacionado

Sí, has leído bien. El próximo 21 de abril Isabel II cumple, nada más y nada menos, que 95 años. La monarca quiere seguir con la tradición, de más de 260 años, impuesta por Jorge II en 1748. El rey cumplía años en noviembre y no quería que su celebración estuviese marcada por el frío londinense. Así que, ni corto ni perezoso, decidió atrasar el festejo para junio, coincidiendo con el famoso desfile militar del Trooping the Colour, llamado así por los colores de la bandera británica.

Isabel II ha seguido sus pasos y ha decidido posponer todo para el próximo 12 de julio coincidiendo con el despliegue del Ejército británico y de otros países de la Mancomunidad de Naciones: más de 1.400 soldados, más de 200 caballos... La madre del príncipe Carlos pretende reunir a toda su familia en el palacio de Buckingham y posar en el balcón más famoso de todo el país, como ya han hecho en épocas pasadas. ¡Incluidos Meghan y Harry!

casa real británica

Los miembros de la Familia Real Británica en el palacio de Buckingham.

Gtres

El príncipe Harry y Meghan Markle podrían estar presentes en el balcón junto al resto de la familia. Al menos, esa es la intención de Isabel II, tal y como han declarado miembros de Buckingham, que han confirmado que estarán invitados. Así, la pelota está en el tejado de los duques de Sussex, quienes no han visitado Reino Unido desde que se hiciera efectivo el Megxit. La pareja se encuentra en una situación complicada, ya que si no volaran a Londres quedarían en muy mal lugar.

Isabel II quiere organizar una fiesta por todo lo alto, siempre y cuando la pandemia provocada por la Covid-19 lo permita: "El desfile de cumpleaños de la Reina se llevará a cabo en Londres con normalidad, con la aceptación de que puede ser necesario adaptarlo o reducirlo según las pautas vigentes en ese momento. Pero la aspiración y el deseo final es lograrlo", ha confesado una persona muy unida la familia para el diario The Sunday Times.