El día de la verdad ha llegado. Hoy 7 de marzo del 2021 a las 20.00 (2:00 am en España) se emite en Estados Unidos la entrevista más esperada de todas: Meghan Markle y el príncipe Harry se han sentado frente a Oprah Winfrey para desvelar, de verdad, los detalles de su polémica salida de la Casa Real Británica. La charla ha sido toda una declaración de intenciones y la exactriz de Suitsha vuelto a rendir homenaje a su suegra, Lady Di, en el momento más crítico de su relación con la reina Isabel II.

Artículo relacionado

Meghan Markle ha desplegado todos sus encantos en su primera aparición televisiva en la CBS y ha querido volver a hacer un especial guiño a Diana de Gales luciendo un carísimo complemento que en su día le perteneció: un brazalete de diamantes en platino y oro blanco de Cartier valorado en 20.000 euros.

meghan markle y diana de gales

Meghan Markle luce un brazalete que perteneció a Diana de Gales.

People

Pero Meghan Markle no se queda corta y ha desembolsado una cantidad ingente de dinero para lucir un look espectacular: un vestido de Giorgio Armani de 3.500 euros y unos zapatos negros de Aquazzurra de más de 600, entre otros lujosas prendas.

Este hecho supone un nuevo frente en la guerra que Meghan Markle está protagonizando con Isabel II. La mujer del príncipe Harry no se ha dejado nada en el tintero y se ha armado de valor para cargar sin piedad contra La Firma (termino para referirse a la realeza británica): “No sé cómo ellos podrían superar que, después de todo este tiempo, simplemente nos quedemos callados si 'La firma' está jugando un rol activo para perpetuar mentiras sobre nosotros. Y si eso viene con el riesgo de perder cosas, hay mucho que ya se ha perdido”

Artículo relacionado

Meghan Markle ha hablado alto y claro después de año de silencio y tras confesar que "tenia que seguir unas estrictas normas". Harry, por su parte, solo quiere lo mejor para su mujer, su hijo Archie y el bebé que está en camino y la mejor decisión que ha podido tomar es alejarse por completo de su obligaciones reales y comenzar una nueva vida en América. El nieto de Isabel II ha lamentado la tormentosa situación que tuvo que atravesar su madre sola tras separarse definitivamente del príncipe Carlos y se siente "aliviado" al saber que Meghan no va a sufrir lo mismo que sufrió Diana: "Para nosotros dos ha sido increíblemente duro, pero al menos nos teníamos el uno al otro".