Meghan Markle lo tiene claro: piensa contar su verdad pase lo que pase. Tras un año de silencio, los duques de Sussex se van a sentar con Oprah Winfrey para explicar de primera mano cómo fue su salida de la casa real británica y los problemas que han tenido con la institución durante todo este tiempo.

Artículo relacionado

Sin embargo, su esperada entrevista ha coincidido en el tiempo con el empeoramiento de la salud del duque de Edimburgo. El marido de la reina Isabel II lleva ya más de dos semanas en el hospital e incluso ha tenido que ser operado de una afección cardiaca. Por ello, muchas han sido las voces que han apuntado a que la cadena debería posponer la emisión hasta que el príncipe Felipe estuviera totalmente recuperado.

harry meghan markle oprah winfrey
CBS

Algo que Meghan Markle ha descartado completamente. Según han asegurado fuentes cercanas a la pareja al diario Daily Mail, la duquesa de Sussex nunca pediría posponer la publicación del domingo. Es más, la mujer del príncipe Harry cree que el palacio de Buckingham está utilizando la salud del duque de Edimburgo como exclusa para mantenerla “amordazada”.

“Incluso si Meghan tuviera la opción de posponer el especial de Oprah, no lo haría porque no tiene absolutamente nada que ver con el príncipe Felipe y esto es tan solo una exclusa del palacio de Buckingham para mantenerla amordazada”, ha asegurado esta persona cercana a los duques de Sussex al mencionado diario.

Artículo relacionado

Además, también ha dejado claro que el duque de Sussex tampoco va a pedir que la entrevista no se emita. “El príncipe Harry no tiene voz al respecto. Lo hecho, hecho está. Meghan ha asegurado que ahora todo el mundo podrá ver lo que tuvo que soportar durante meses. Sin apoyo alguna y ahora, incluso al otro lado del charco, todavía no cuentan ni con lealtad ni con apoyo”, ha sentenciado.