Poco a poco van saliendo a la luz algunos de los detalles de una de las entrevistas más esperadas del año. Meghan Markle y el príncipe Harry han mantenido una conversación de más de dos horas con Oprah Winfrey en el que se han sincerado sobre cómo fue su salida de la casa real británica. Un extenso especial que verá la luz el próximo 7 de marzo, pero del que ya se ha podido ver un pequeño adelanto.

Artículo relacionado

Cuando apenas quedan unos días para que lo emitan, la cadena CBS ha compartido públicamente los primeros 30 segundos de la charla que los duques de Sussex mantuvieron con la presentadora. Un extracto en el que el príncipe Harry no puede evitar las lágrimas al comparar la situación que vivieron ellos en Reino Unido con la que hizo frente su madre, Diana de Gales, tras separarse del príncipe Carlos.

Una entrevista para la que Meghan Markle ha elegido el color negro como protagonista, al igual que hizo Lady Di durante su polémica entrevista a la BBC en el año 1995. En su caso, la duquesa de Sussex ha optado por un vestido de Giorgio Armani de 3.500 euros. Una pieza realizada en triple georgette de seda con escote en forma de V, bordado de follaje en el frontal y cinturón a juego.

Un vestido que Meghan Markle combina con unos salones negros de Aquazzura de más de 600 euros, un collar de Pipa Small con tres colgares de aguamarina que cuesta más de 1.600, pendientes de Birks y varias pulseras de Cartier, una de casi 6.000 euros que se cree que fue un regalo de Harry y otra con un significado todavía más especial

Artículo relacionado

Se trata de un brazalete de diamantes en platino u oro blanco de Cartier de más de 20.000 euros que perteneció a la princesa Diana de Gales. Un gesto con el que la duquesa de Sussex quiso rendir homenaje a la madre del príncipe Harry.